Skip to main content

Tag: Biotecnología

Alejandro Vallejo, una promesa de la Biotecnología en RD

El egresado del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) fundó en 2021 el primer laboratorio biotecnológico de República Dominicana, TIOTE BIOTECH, enfocado en brindar servicios biotecnológicos a investigadores, a empresas privadas y organismos públicos.

Alejandro Vallejo asesoró al Ministerio de Salud Pública durante la pandemia de COVID 19 y su laboratorio detectó la circulación de las variantes delta y gamma por primera vez en el país.

SANTO DOMINGO – El científico dominicano especializado en ciencias naturales tenía dificultades para realizar sus experimentos de forma local. Las alternativas eran limitadas, y las posibles soluciones reprimían el gran alcance que podría tener su investigación.

Con apenas 25 años, un joven disruptivo y con una visión innovadora detectó las necesidades de los investigadores en ese campo. Poco después de salir de su primera formación en Ciencias Biológicas en una universidad de Argentina, ingresó al Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) lleno de euforia, pues encontró una carrera que vinculaba dos de sus temas preferidos, la tecnología y la biología molecular: licenciatura en Biotecnología. 

“Me inscribí en la licenciatura para enfocar mis conocimientos en el área de la Biotecnología, que era lo que me gustaba”, afirmó con certeza.

Tras culminar sus estudios y adquirir experiencias de valor a nivel profesional, su visión continuó expandiéndose, fue así como luego de realizar una maestría en Negocios funda TIOTE BIOTECH, el primer laboratorio enfocado en biotecnología del país.

“Los investigadores teníamos dos opciones, subcontratar a una empresa extranjera para realizar la parte experimental de nuestros proyectos, o limitar el alcance de la investigación y no llevar a cabo la fase experimental completa, castrando así la posibilidad de que dicho proyecto sea robusto, y tenga el debido impacto en la sociedad”, fueron las motivaciones de Alejandro para crear el innovador laboratorio que cuenta con amplia gama de servicios del sector biotecnológico.

Además de ofrecer consultorías a empresas y laboratorios importantes, tanto a nivel nacional como internacional, Alejandro jugó un papel muy significativo al asesorar al Ministerio de Salud Pública durante los cuatro picos más importantes de la pandemia del COVID-19. Además, su empresa alertó a las autoridades acerca de la circulación de las variantes ALPHA, BETA y Gamma de la enfermedad epidémica.

 

De INTEC al mundo laboral

Alejandro Vallejo, fundador del primer laboratorio de biotecnología en el país, comparte su trayectoria profesional con la comunidad de La Colmena

“La verdad que INTEC es una universidad muy exigente”, reconoció Alejandro sobre su alma máter. Tras largos días en la universidad, con sesiones en diferentes horarios, este egresado destacado descubrió algunos beneficios, entre ellos que la universidad fue la primera en habilitar la carrera de biotecnología en 2015, e incluía el enfoque en el que se quiso especializar, biología molecular.

También pudo construir relaciones sólidas con compañeros y docentes. “Como tenía que permanecer días completos en INTEC, pude forjar muchas relaciones, no solamente con estudiantes y amigos, sino también con mis profesores, quienes siempre me dieron la oportunidad de indagar más allá de lo que presentaban en las clases. “¡Las ideas de proyectos de investigación nunca faltaban!”, dijo.

Aseguró que el respaldo de sus profesores aún permanece y forma parte de su emprendimiento, ya que el 50% de los consultores de TIOTE son docentes del INTEC.

Como el arquitecto de su futuro, tan pronto se graduó de su licenciatura en biotecnología inició una maestría en negocios, para luego enfocar su tesis en una empresa biotecnológica que daba servicios innovadores, los cimientos de lo que sería su futura empresa.

Al culminar, comenzó a trabajar en laboratorios clínicos para mejorar sus capacidades en cuanto al manejo de laboratorios, equipos técnicos y gestión documental. En el 2020, fue coordinador de los laboratorios del Instituto de Medicina Tropical y Salud Global (IMTSAG) para formarse como investigador, donde realizó algunas publicaciones en revistas internacionales como “Implementación de pruebas de aliento SARS-CoV-2 para la vigilancia rápida de COVID-19: ¿un cambio de juego? – Una revisión de los datos existentes”, en la revista Interamericana de Medicina y Salud.

Otras investigaciones en las que participó son “Secuencias del genoma de las variantes comunitarias SARS-CoV-2 B.1.526 y P.1 que circulan en República Dominicana’’ en la revista Anuncios de Recursos de la Sociedad Estadounidense de Microbiología; y ‘’Cero prevalencia de Anticuerpos Específicos contra SARS-CoV-2 de Comunidades Hotspot en República Dominicana’’, en la revista Americana de Medicina Tropical e Higiene, todas con idioma original en inglés.

Durante la pandemia, tuvo la oportunidad de asesorar al Ministerio de Salud Pública, organismos internacionales como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Organización Mundial de Salud (OMS), y a laboratorios clínicos privados sobre el manejo del COVID-19, a raíz de estos servicios, tomó una riesgosa decisión.

“Entendí que tenía las destrezas técnicas para construir mi propio laboratorio, y a finales del 2020 invertí todos mis ahorros en crear el proyecto TIOTE, lo que daría paso al primer laboratorio biotecnológico enfocado en genómica del país”, afirmó.

 

De profesional independiente a emprendedor con TIOTE

TIOTE BIOTECH es un laboratorio enfocado en servicios de genómica secuencial, en el que analizan el material genético de organismos para determinar su secuencia genética.

La empresa TIOTE cuenta con cuatro líneas de negocio en desarrollo. La primera es el laboratorio biotecnológico, que brinda apoyo a la comunidad científica dominicana en proyectos enfocados en genómica, como caracterización de enfermedades cardiovasculares, identificación de mutaciones en genes que permiten a patógenos como el COVID-19, escapar del sistema inmunitario, la aplicación de la metagenómica en aguas residuales para detección de patógenos en nuestras aguas, entre muchos otros.

Por otro lado, TIOTE CONSULTING brinda servicios de consultoría a varias empresas públicas y privadas, actualmente cuenta con unos 30 consultores activos en áreas de las ciencias naturales y sociales.

A nivel estatal, actualmente TIOTE CONSULTING lleva a cabo la consultoría para la elaboración del reglamento para la Ley de Biotecnología al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales; y consultorías con el Ministerio de Industria Comercio y MIPYMES, asociadas al diseño e implementación del Plan para el Fomento y Participación de Micro y Pequeñas Empresas en el Premio Nacional a la Calidad del Sector Privado.

Igualmente se realizan consultorías de diferentes áreas para el Ministerio de Educación Superior de Ciencia y Tecnología MESCYT y para la Dirección General de Compras y Contrataciones Públicas.

El equipo de TIOTE también terminó de desarrollar otras dos líneas de negocio a finales del 2021. Una de ellas es TIOTE COMERCIAL, enfocada en la comercialización de reactivos, insumos y equipos para laboratorios. “Con miras a brindar un servicio de primera para la comunidad científica dominicana, esta línea comercial de TIOTE asegura la calidad a precios altamente competitivos a sus clientes y un servicio totalmente personalizado”, aseguró Alejandro.

Junto al director de ingeniería y sistemas de gestión de TIOTE, Ingeniero Carlos Eves, la empresa desarrolla la línea de TIOTE CALIBRATION, un proyecto que busca brindar servicios de calibración y mantenimiento a los equipos de laboratorios y empresas industriales de nuestro país.

“Con un enfoque en equipos de ciencias moleculares, como termocicladores, cabinas de bioseguridad, cromatógrafos y más, le brindamos servicios a muchos laboratorios empresas privadas, clínicas y hospitales”, detalló en su intervención.

Biotecnólogo manipula equipos Tiote Biotech
Equipo para analizar muestras y detectar infecciones de virus
Toma de muestras Tiote Biotech

 

Otro de los planes de la empresa es su posicionamiento como distribuidora farmacéutica, del cual comentó que permitirá la inserción de fármacos internacionales en el mercado dominicano.  “Queremos brindarle a la población dominicana una opción innovadora, segura y confiable en cuanto a los fármacos que van a utilizar para tratarse”, dijo.

Junto a TIOTE BIOTECH, el emprendedor biotecnólogo ha representado al país en proyectos de colaboración de biología molecular en países como Argentina, China, Italia y Costa Rica. En este último país, colaboró en un proyecto para introducir la tecnología CRISPR de ingeniería genética, la cual permitiría cambiar la secuencia genética de organismos vivos.

A pesar de que el camino del emprendimiento requirió de grandes esfuerzos de tiempo y energía, Alejandro en su función de director general afirmó que uno de sus más grandes sueños es lograr que su empresa sea el enlace entre la comunidad científica, los laboratorios privados de ensayo y la Academia, una integración de máxima importancia para la sociedad.

‘’Esto debido a que los laboratorios de ensayos dominicanos son empresas con tecnología de vanguardia, que año tras año adquiere equipos tecnológicos de punta, que en teoría, pueden ser aprovechados en proyectos de investigación ideados por la comunidad científica dominicana’’, explicó.

 

Palabras de Alejandro

Bata de biotecnología del INTEC perteneciente a Alejandro Vallejo, fundador de Tiote Biotech

Entre los consejos que ofrece Alejandro a los nuevos biotecnólogos destacó la proactividad. También invitó a explotar nuevas oportunidades e invertir tiempo en aprovecharlas.

“Sean proactivos con sus proyectos, a nivel académico y laboral, siempre estén buscando qué otra cosa hacer y tengan despierta esa iniciativa de investigar y de innovar en los espacios en los que se desarrollen”, dijo.

También instó a no rechazar las oportunidades por miedo y atreverse a lo desconocido. ¨Quién no se atreve, nunca sabrá si es posible lograrlo. Si tus instintos te dicen que si y, más importante, si tus números te dicen que sí, pues lánzate. El surgimiento de una nueva oportunidad es menos probable que fallar¨, aconsejó a sus lectores.

¨En el caos, donde los momentos son una ilusión, aprovechar las oportunidades es un arte¨, enunció.

En el marco del 50 aniversario del INTEC, el biotecnólogo agradeció a la universidad por su formación profesional y por inculcar el valor de la colaboración en el desarrollo de proyectos.  “INTEC me enseñó que, en el área de investigación científica, los avances se hacen colaborando, me dejó ese deseo de colaboración. Junto a la academia, puedes llegar a grandes cosas y tu familia del INTEC siempre estará ahí para apoyarte”.

A su vez, visualizó a INTEC como la universidad número uno del país en los próximos 50 años, con más docentes que permitan al estudiantado seguir formándose con cualidades que van más allá de un pénsum.

Proyecto inteciano gana competencia Tecnología Apropiada 2021 de ONAPI

Los egresados de Biotecnología del INTEC presentaron su propuesta de dispositivo portátil para el tratamiento de poliestireno expandido, con el cual recibieron una medalla y certificado de excelencia de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI)

Otros dos proyectos de profesionales del INTEC resultaron finalistas de la competencia

SANTO DOMINGO- Nicole Guzmán, José Miguel Campaña, y Jhasmel Cabrera, egresados de la carrera de Biotecnología del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), resultaron ganadores de la competencia de Tecnología Apropiada 2021, organizada por la Oficina Nacional de Propiedad Intelectual (ONAPI) en colaboración con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y la Oficina Coreana de Propiedad Intelectual (KIPO).

Con su proyecto acerca de un dispositivo portátil para el tratamiento de poliestireno expandido, los profesionales recibieron una medalla y certificado de excelencia de la OMPI, así como un premio metálico valorado en RD$230,000 por parte de ONAPI.

Mejor conocido como fon o hielo seco, el poliestireno (PS) es un material no biodegradable de carácter celuloso y espumoso, compuesto por un 98% de aire y un 2% de poliestireno. Explicaron que tarda aproximadamente unos 500 años en descomponerse y, debido a su baja densidad, posee costosos procesos de reciclaje asociados al transporte desde los centros de acopio hacia los centros de reciclaje.

“Las alternativas existentes para el tratamiento de este material resultan extensas, altamente contaminantes y poco eficientes. Por tanto, nuestro dispositivo busca abordar este problema por medio de un sistema que fragmenta el PS y, posteriormente, lo desgasifica utilizando un biodisolvente”, explicó Nicole Guzmán, representante del equipo.

Esta propuesta lograría contener y transportar una mayor cantidad de PS hacia los centros de reciclaje disminuyendo los costos de traslado.

Nicole Guzmán, José Miguel Campaña, y Jhasmel Cabrera, egresados de la carrera de Biotecnología del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC)
Nicole Guzmán, José Miguel Campaña y Jhasmel Cabrera, egresados de la carrera de Biotecnología del INTEC y ganadores de la competencia Tecnología Apropiada 2021

 

¨Aunque contábamos con un buen proyecto que soluciona un problema ambiental sin solución inmediata en nuestro país, debemos admitir que fue inesperado obtener el primer lugar¨, dijo mientras compartió las aspiraciones del equipo de dar continuidad al proyecto y llevarlo al siguiente nivel: ¨realizar prototipos y perfeccionar nuestra tecnología con el fin de aplicarlo en jornadas comunitarias¨.

Del evento participaron nueve proyectos intecianos, de los cuales resultaron finalistas “Barrera flotante para sargazo y otros desechos sólidos” de Marcelo Gustavo Ferder, docente del INTEC; y “Máquina limpiadora de Arena” de Luis Martín Cáceres Santos y Miguel Eduardo Fadul de León, egresados de Ingeniería Mecánica.

Marcelo Gustavo Ferder, docente del INTEC
Luis Martín Cáceres Santos, egresado de Ingeniería Mecánica del INTEC
Miguel Eduardo Fadul, egresado de Ingeniería Mecánica del INTEC

A su vez, Yobany Díaz, coordinador de la carrera de Ingeniería Electrónica del INTEC, figuró como parte del Jurado evaluador de la actividad.

Los equipos intecianos participantes de la competencia recibieron un taller de búsqueda, acompañamiento, acceso sobre la información de patentes, entre otros servicios de asesoramiento a través del Centro de Apoyo a la Tecnología e Innovación (CATI), el cual pertenece al Centro de Emprendimiento e Innovación del INTEC (CEI-INTEC).

El CATI facilita el acceso a la información sobre Propiedad In­dustrial a innovadores, investigadores, emprende­dores, universidades, grandes/pequeñas/medianas empresas del país, mediante los servicios de informa­ción tecnológica, patentes y otros servi­cios conexos de alta calidad.  

Sobre la competencia

Esta quinta edición desarrollada en República Dominicana se enfoca en proyectos orientados a presentar soluciones para los problemas de desechos en los ríos y playas del país, a fin de reducir su contaminación.

A través de esta competencia, las instituciones buscan fomentar el uso de la información contenida en patentes para obtener soluciones innovadoras y apropiadas a los problemas que afronta la sociedad dominicana, en especial propuestas en las que se utilicen tecnologías adecuadas a las condiciones locales.

La utilización de información sobre patentes para encontrar soluciones es una de las condiciones básicas del concurso y los proyectos podrían estar orientados, preferiblemente, a temas del sargazo existente en las costas de la República Dominicana, e iniciativas que propongan solución a otros desechos sólidos de playas y ríos, como plásticos, metales, vidrio, cartón, entre otros.

A partir de estas iniciativas, los participantes afirmaron que fortalecieron sus habilidades para la formulación de propuestas científicas que traen como consecuencia un impacto positivo para la sociedad dominicana.

Egresadas del INTEC reciben beca Idelisa Bonnelly para estudios científicos

El Ministerio de la Juventud entregó 247 becas para mujeres jóvenes con vocación en los estudios científicos, en honor a la trayectoria de la pionera en el desarrollo de las Ciencias Marinas en el país, Idelisa Bonnelly

Santo Domingo. – Esperanza Mendoza y Camila Marranzini, egresadas de la carrera de Biotecnología del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), fueron beneficiadas con la beca Idelisa Bonnelly, que otorgó el Ministerio de la Juventud, con el propósito de estrechar la brecha de género en las áreas de ciencia y tecnología en República Dominicana.

“Me siento orgullosa de ser parte de la primera convocatoria de becas Idelisa Bonnelly, en las que se tomó en cuenta la capacidad intelectual de las mujeres en el área de ciencias. En el 2015, inicié mi carrera de Biotecnología en INTEC, y gracias a la excelente formación que recibí, pude ser considerada para esta prestigiosa beca”, comentó Mendoza a La Colmena.

La egresada recibió el pin emblemático representando a todas las becadas de maestría, debido a que tenía el perfil más sobresaliente entre las 247 becas otorgadas por el Ministerio de la Juventud a mujeres jóvenes en diferentes puntos del país.

 

Las beneficiadas con esta oportunidad de estudio cuentan con una beca de grado, maestría o doctorado en cualquier universidad que imparta carreras en ciencias exactas (matemáticas), naturales (química, física, biología, microbiología, geografía y ecología) y aplicadas (computación o software, estadística, historia, filosofía y afines).

Mendoza, quien cursará una especialización en biotecnología médica en el área de genética, considera que la beca no solo servirá para beneficiarse profesional y personalmente, sino que representa una excelente oportunidad para ser parte de la promoción y el desarrollo de la investigación en República Dominicana.

“Después de tanto esfuerzo y dedicación, mi país me ha demostrado con esto que la perseverancia y el compromiso no solo se premian, sino que también están dispuestos a apoyarnos a cumplir lo que nos propongamos permitiéndonos llegar más lejos de lo que alguna vez nos planteamos”, resalta la egresada del INTEC.

De su lado, Camila Marranzini expresó que gracias a esta beca tendrá la oportunidad de especializarse en el área de genética humana, con el fin en convertirse en investigadora y asesora en esa área.

“Haber estudiado en INTEC realmente ha valido la pena, tanto en mi vida profesional como personal. Me siento muy orgullosa y feliz de haber sido galardonada con esta beca en honor a la doctora Idelisa Bonnelly, una gran científica dominicana”, dijo Marranzini, quien tiene como objetivo dar la milla extra para aprovechar la oportunidad de esta nueva iniciativa del Estado dominicano que apuesta por la ciencia y por las mujeres.

El acto de entrega que se realizó de manera semipresencial en el marco del Día Internacional de la Mujer, fue encabezado por la ministra de la Juventud, Luz del Alba Jiménez, con la participación de la ministra de la Presidencia, Geanilda Vásquez; el ministro de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT), Franklin García Fermín, así como la arqueóloga Kathleen Martínez, ministra Consejera de la Embajada Dominicana en Egipto, quien dictó la conferencia central de la actividad.

INTEC reconoció a Idelisa Bonelly

En 2014, el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) celebró la XIX edición del Programa Un Día con el Autor y su Obra, para reconocer la trayectoria y los aportes culturales de la maestra e investigadora Idelisa Bonnelly.

El homenaje fue encabezado por los estudiantes de tres centros educativos del país, quienes reconocieron la trayectoria de Bonnelly y escenificaron algunos de sus principales momentos mediante la puesta en escena de distintas manifestaciones artísticas.

Las publicaciones científicas de Idelisa Bonnelly han servido de base para la toma de decisiones en el manejo y conservación de los recursos marinos del país, y la creación de áreas protegidas como el Santuario de Ballenas Jorobadas del Banco de la Plata (1986), hoy Santuario de los Bancos de la Plata y la Navidad.

Los primeros estudiantes de la licenciatura en Biotecnología presentan sus trabajos de grado

El Instituto Tecnológico de Santo Domingo ofertó por primera vez en el país la licenciatura en Biotecnología. Desde 2015 este programa forma parte de la oferta de grado de la universidad

SANTO DOMINGO. – Melina Rosalía González Báez, Diego del Orbe Matos y Eustacio Aguilera serán los primeros en graduarse como licenciados en Biotecnología en el país.

A principios de agosto presentaron sus trabajos finales de grado ante un auditorio emocionado por ver los resultados de las investigaciones de los primeros estudiantes de esta carrera, pionera en República Dominicana, que imparte el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC)..

Melina Rosalía González Báez sustentó la tesis “Determinación de la contaminación atmosférica por metales pesados utilizando los líquenes como biomonitores en la ciudad de Santo Domingo”, con la que  pretende introducir una metodología innovadora para la evaluación de la concentración de metales pesados en el aire que permita identificar y clasificar las áreas con contaminación atmosférica en República Dominicana.

Además, busca impulsar la creación de programas nacionales con los que se mejore y mantenga la calidad del aire.

El estudiante Diego del Orbe Matos expuso los resultados de la tesis “Inferencias de estructura filogeográfica de pino endémico (Pinnus occidentalis) de la Hispaniola”.

Del Orbe Matos realizó estudios históricos de los procesos evolutivos que fueron sufriendo las poblaciones del pino endémico en La Hispaniola, encontrando que no existe evidencia a partir de la investigación de que las poblaciones de Pinus occidentalis presenten una estructura filogeográfica definida.

Eustacio  Aguilera  presentó la tesis “Metaanálisis de datos genéticos para determinar el origen de las tortugas carey (Eretmochelys imbricata) del área de forrajeo del Parque Nacional Jaragua”.

El objetivo de  Aguilera con esta investigación era entender las relaciones que conectan a las poblaciones de tortuga carey anidantes en el Caribe con la población de forrajeo del Parque Nacional Jaragua en el país.

Encontró que hay relevancia de Barbados y Cuba en las agregaciones de forrajeo en el Parque Nacional Jaragua y que los neonatos de esos países no parecen reclutar en el territorio estudiado.

Sobre la licenciatura en Biotecnología

La licenciatura en Biotecnología se ofertó por primera vez en el INTEC y el país en el 2015, buscando llenar un vacío que existía en la industria nacional de profesionales especializados en esta rama con campo laboral en los sectores médico-farmacéutico, agrícola, forestal, alimentario, industrial, medio ambiental, entre otros

Esta carrera, cuyo programa tiene una duración de tres años y medio, abre oportunidades para la generación de soluciones innovadoras y sustentables a las crecientes necesidades y problemas que afectan a la sociedad dominicana vinculados a la salud, alimentos, energía y el cuidado del medio ambiente y otros campos.

La Biotecnología es toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y organismos vivos o sus derivados para crear o modificar productos o procesos para usos específicos.

Explorando el ADN del ron dominicano

Los estudiantes de Biotecnología  que cursan la asignatura de Metodología de la Investigación, a cargo del profesor Omar Perdomo, visitaron el Centro Histórico Ron Barceló en el municipio de Quisqueya, San Pedro de Macorís.

Por: Ana Hilda Pérez / @anahildap 

SAN PEDRO DE MACORÍS.- Dicen que no es lo mismo que te lo cuenten a que lo veas. Es por esto que un grupo de estudiantes de la carrera de Biotecnología salieron del aula para explorar cómo se hace el verdadero ron dominicano.  Alrededor de las 10:30 de la mañana llegaron a las instalaciones de la fábrica y les recibió Julissa Sánchez, quien se convirtió en su guía.

El olor a ron invadía cada espacio que los intecianos recorrieron por las siguientes tres horas que duró la visita guiada. La primera parada fue una enorme bodega de envejecimiento, con capacidad para 10 mil barricas con ron para añejar, que están hechas de madera de roble blanco traídas de Kentucky, Estados Unidos, por lo que al producto de la caña se le impregna el sabor característico que posee de esta bebida.

Las barricas son preparadas en un taller para hacerlas aptas de portar el líquido que se almacenará allí un mínimo de 2 años y un máximo 12. El tiempo de envejecimiento va a depender del tipo de ron que se quiera producir. Mientras más tiempo dure el envejecimiento del ron, mayores cualidades, en cuanto a sabor y aroma, tendrá.

En tiempos de la colonización al ron le llamaban “Mata diablos”  porque era tan fuerte que los marineros lo tomaban para quitarse el mareo que les provocaba el movimiento del mar.

“Hacer ron es como hacer leche, algo que vamos a consumir, es por esto que de aquí no sale un producto que no cumpla con los estándares” señaló Julissa.  El Gobierno Dominicano se encarga de etiquetar cada barrica para evitar que se vuelvan a rellenar, debido a que en la medida que el ron se añeja se pierde un porcentaje del producto.

La materia prima del Ron Barceló es el jugo de caña, contrario a las demás marcas que lo fabrican de la melaza. Es por esta razón que es un poco más costoso ya que su fabricación conlleva mayores gastos.

 No se recomienda comer dulces antes de beber ron porque produce un choque de azúcar. 

Altos controles de calidad

Gustavo Henao, gerente de Control de calidad de Barceló, quien se presentó como un colombo-cibaeño con dominio perfecto de la jerga dominicana, se hizo cargo de la segunda etapa de la visita. Henao llevó a los futuros biotecnólogos a los laboratorios y maquinarias que no están abiertos al público, allí pudieron conocer los cromatógrafos que fungen como narices electrónicas necesarias para realizar las mezclas exactas para que cada botella tenga el mismo sabor.

También accedieron al lugar donde los catadores ponen a prueba sus paladares para asegurarse de que las mezclas sean las correctas. El directivo aseguró que, gracias al riguroso cumplimiento de los controles de calidad y el cuidado de los procesos para la elaboración de la bebida, han logrado que Ron Barceló, en dos ocasiones consecutivas, haya sido reconocido como el mejor ron del mundo poniendo en alto la marca país en los mercados internacionales.

Al final del recorrido, los propios intecianos se convirtieron en catadores de todas las presentaciones que posee la marca poniendo a prueba sus habilidades para reconocer sabores y olores de la bebida.

Conoce más sobre la carrera de Biotecnología que imparte el Instituto Tecnológico de Santo Domingo.

 

Una nueva carrera en ciencias

La licenciatura en Biotecnología, primera en el país, tiene campo laboral en los sectores médico-farmacéutico, agrícola, medio ambiental, industrial, forestal y alimentario, entre otros

 

Si eres de esas personas a las que les apasiona resolver problemas y todas las opciones de carreras parecen más de lo mismo, entonces piensa que puedes encontrar en las ciencias una oportunidad pues la industria dominicana, y de la región del Caribe, está ávida de jóvenes capacitados en estas ramas.

La licenciatura en Biotecnología, que el INTEC ofrece desde 2015, procura llenar un vacío que ahora ocupa una generación sin relevo en instituciones públicas y privadas y, en algunos casos, profesionales extranjeros.

shutterstock_144238660Se define como biotecnología toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y organismos vivos (o partes de éstos) para crear o modificar productos o procesos para satisfacer necesidades humanas. La carrera dura tres años y medio y los egresados salen con una base para especializarse en cualquiera de los campos de este conjunto de ciencias.

Sus campos de aplicación son muy diversos: industrial, alimentario, agropecuario, biofarmacéutico, sanitario, medioambiental, forestal, químico, cosmético, entre otros. Se clasifican por colores:

  • Roja. Agrupa todos aquellos usos de la biotecnología relacionados con la medicina: desarrollo de vacunas, antibióticos y fármacos, técnicas moleculares de diagnóstico, terapias regenerativas, desarrollo de la ingeniería.
  • Blanca.Conocida como “industrial”, diseña procesos y productos que consuman menos recursos que los tradicionales, haciéndolos energéticamente más eficientes o menos contaminantes. Ej.:la utilización de microorganismos para elaborar productos químicos, materiales de uso cotidiano (plásticos, textiles) o desarrollar nuevas fuentes de energía sostenibles.
  • Gris. Se aplica al medio ambiente en dos grandes ramas: conservación de la biodiversidad, mediante análisis genético de poblaciones, caracterización de especies y otras técnicas, y eliminación de contaminantes.
  • Verde. Está centrada en la agricultura. Incluye la creación de nuevas variedades de plantas de interés agropecuario, la producción de biofertilizantes y biopesticidas, el cultivo in vitro, transgénicos y otros.
  • Azul. Se basa en la explotación de los recursos del mar para generar productos y aplicaciones de interés industrial.

El futuro de las carreras

Como si se tratara de una lata de atún, hoy en día se habla, con naturalidad, de que el conocimiento que hemos adquirido durante años de estudios universitarios tiene fecha de caducidad; y, como si fuera poco, cualquier día alguien puede caer en la cuenta de que ya pasó o está bastante cercana

Lery Laura Piña/ lerypina@gmail.com

Como si se tratara de una lata de atún, hoy en día se habla, con naturalidad, de que el conocimiento que hemos adquirido durante años de estudios universitarios tiene fecha de caducidad; y, como si fuera poco, cualquier día alguien puede caer en la cuenta de que ya pasó o está bastante cercana.

Esto, que podría parecer el argumento de una película futurista, es el presente. Ya no se trata únicamente de que hay que actualizar los conocimientos de la materia en que se labore, también es preciso, en muchos campos, repensar completamente el oficio o reestructurar la forma de ejercerlo.

Los retos son propios de tiempos de cambios sociales y económicos torrenciales, en los que las antiguas convicciones en torno a lo que es “una carrera con garantías” se están viendo cuestionadas. En este contexto, se intensifican los dilemas a la hora de elegir carrera o especializarse.

Al respecto, surgen algunas preguntas: ¿Qué son las llamadas “carreras del futuro”?, ¿Cuáles señales o indicadores transmite el mercado laboral dominicano en torno a cuáles son? ¿Se puede hablar de “carreras del pasado”?

imagen intec10

Para aproximarnos a las respuestas consultamos a Natalia Batista, head hunter y directiva de la consultora Actual Grupo, empresa especializada en gestión de recursos humanos. Al hablar de las “carreras del futuro” la especialista prefiere referirse a aquellas con mayores expectativas de demanda, pero sobre todo y dado que muchas carreras son polifacéticas, a los sectores productivos que se espera que tengan mayor desarrollo y a los perfiles profesionales que serían más requeridos: “Estamos y estaremos en la era de la polivalencia de experiencias y perfiles que harán a los profesionales más mercadeables. Es por eso que en vez de referirnos a carreras nos referiremos a los sectores con más oportunidades de cara al futuro y esos sectores agrupan una serie de carreras relacionadas”, contextualiza.

Su análisis de las proyecciones del mercado laboral dominicano indica que serán estos sectores y carreras los que ofrecerán mayores oportunidades de empleo a corto y mediano plazo:

Biotecnología

Muchas oportunidades se abren para todo lo relacionado con la alimentación, la agropecuaria y la salud. “Las empresas farmacéuticas o compañías de alimentos y animales transgénicos ya comienzan a demandar estos nuevos perfiles”, dice Natalia Batista.

Nuevas tecnologías

Batista detalla que “los Community Managers son una de las profesiones más populares en el último año”. A esta nueva forma de ejercicio profesional están emigrando, básicamente, profesionales de la comunicación social y la publicidad. El mercadeo online también está asociado a las nuevas tecnologías. “El cliente ahora está en Internet y las empresas lo saben”, apunta Batista.

Reciclaje, medio ambiente y energías

Las amenazas ambientales obligan a trabajar más y mejor en la gestión de los recursos naturales y los residuos en todo el planeta. “Profesionales especializados en gestión del agua, técnicos en medio ambiente o reciclaje empezarán a tener protagonismo”, resalta la especialista. En este campo se ubica también la ingeniería ambiental y la arquitectura sostenible.

Finanzas

Es un oficio viejo, pero la necesidad de las empresas de invertir con más eficiencia y menos riesgo abre campo de empleo para los controllers, directores financieros o CFO, analistas y asesores financieros. “Serán cada día más demandados”, asevera la experta.

Gestión Humana

“Es una realidad que, así como otros recursos, el talento es escaso”, dice Batista. Por eso considera que los expertos en gestión de talentos conforman, más que antes, una verdadera prioridad para las empresas. Esto supone oportunidades para profesionales de la psicología, siempre que sus competencias se ajusten a las demandas del sector.

grafica

 ¿Carreras del pasado?

Aunque en la historia de la humanidad hay muchos oficios que han desaparecido o quedado en desuso, no se puede decir lo mismo de las carreras muy demandadas de nuestros tiempos cuya forma de ejercicio tradicional está en crisis. Batista prefiere hablar de evolución en lugar de desaparición.

Entre las carreras más impactadas por las nuevas tecnologías y las nuevas necesidades humanas cita el periodismo, las relaciones públicas, el diseño gráfico, el derecho y la agronomía. También en el área de educación se esperan muchos cambios, sobre todo debido a los planes de política pública para mejorar la educación. Esta carrera podría experimentar un repunte o renacer en República Dominicana si se ejecutan los planes oficiales para el sector educativo y si el nivel de inversión se mantiene de manera sostenida.

Algunos datos de interés

  • En República Dominicana la tasa de desempleo general es de un 15%. Para los jóvenes menores de 24 años, es superior al 32%.
  • Autoridades del sector educativo han mostrado preocupación por un amplio nivel de concentración en torno a algunas carreras tradicionales, como administración, negocios y algunas carreras de las ciencias sociales, que tienen cerca del 30% de la población matriculada en educación superior.
  • En un esfuerzo por adaptarse a las exigencias de un mercado en constante cambio, las universidades han empezado a ofrecer carreras no tradicionales. INTEC es la única en el país que ofrece 18 ingenierías, incluyendo ingeniería industrial y engineering management, con doble titulación, que se imparte conjuntamente con el New York Institute of Technology (NYIT); y las ingenierías incluídas en el Programa 2+2, que contempla el curso de los primeros dos años de carrera en el INTEC y los dos restantes en universidades de Estados Unidos. Es esta innovadora modalidad participan las universidades Penn State, Universidad de Miami (con la que se imparten las ingenierías arquitectónica y ambiental) y el City College of New York (con la que se imparte la ingeniería de minas).