Cine INTEC

De las aulas al set de filmación

Por: Cynthia Abreu - junio 11, 2021

¿Te imaginas terminar tu carrera universitaria un día y al otro ejercer tu profesión? Ese es el sueño de todo joven profesional y lo pudieron materializar Daniel D’Meza y Alina Flores, quienes, tan pronto recibieron sus títulos de licenciados en Cine y Comunicación Audiovisual de INTEC, hicieron su debut en la industria cinematográfica con los roles de director de fotografía y directora de arte en la producción “Aunque sea ver el mar”.

Este largometraje híbrido, dirigido por Pablo Lozano, cineasta y profesor de la carrera de Cine de INTEC, fue escrito a partir de la investigación sobre violencia escolar “Estar, ser y convivir en la escuela”, de la doctora Berenice Pacheco-Salazar, directora de la revista Ciencia y Educación de la universidad y también profesora del programa de grado en Cine y Comunicación Audiovisual.

Daniel D’ Meza describe su experiencia de director de fotografía como un privilegio, una “experiencia increíble, única” y de gran valor. “La dirección de fotografía conlleva una inmensa responsabilidad debido a que somos los encargados de materializar, a través de la luz y la composición, el universo y la atmósfera visual de la película según la visión del director”.

El joven cineasta explica que esta película fue un gran reto por su naturaleza experimental. Mezcla la ficción con el documental e incluye también secuencias oníricas en diferentes formatos.

“Esto nos permitió un espacio donde tuvimos gran libertad de expresión, creación y aprendizaje que no habría sido posible con una estructura narrativa común. Aún en medio de una pandemia, con un clima tropical loquísimo y presupuesto limitado, logramos capturar un material bellísimo que creo tocará muchos corazones”, afirma.

D´Meza manifiesta que tener el privilegio de conocer y trabajar junto a profesionales de alta categoría con
una vasta experiencia en cine, le permitió crecer y aprender muchísimas cosas nuevas que serán cruciales
para su desempeño profesional en el futuro.

“Trabajar con mis profesores y colegas de INTEC fue una inmensa alegría”. Alina Flores afirma que trabajar en la película “ha sido un gran paso para mi vida profesional, ya que al ser de bajo presupuesto y por temas de COVID no contamos con muchas personas en crew, lo que me empujó a aprender a trabajar diferentes áreas de un mismo departamento en tiempo limitado”.

Prosigue con que aprendió a hacer cosas que no pensó podía manejar, lo que constituyó un gran
reto, ya que fue su primera película como cabeza de departamento. Flores ejerció de diseñadora de producción y directora de arte, trabajo sustentado en la conceptualización, junto al director, de todos los aspectos creativos referentes a las escenografías, vestuarios, maquillaje y peinados.

“Me encantó trabajar con Pablo como director, pudimos aterrizar nuestras ideas, crear nuestro universo y plasmarlo en pantalla como lo teníamos en la mente. Estoy muy emocionada por haber formado parte de este hermoso proyecto, con muchas personas que quiero y espero que lo podamos disfrutar todos pronto”, dice.

Pablo Lozano, director de la película, precisa que esta experiencia, en la que participan reconocidos técnicos y artistas de la industria cinematográfica local, es un complemento a la formación en cine que reciben los estudiantes en INTEC, y es una iniciativa fruto de los esfuerzos de la universidad de establecer alianzas estratégicas con ese sector en el país.

En la producción participaron también pasantes del Programa de Grado en Cine y Comunicación Audiovisual:


TOMÁS CRUZ asistente de Sonido

“Desempeñé el rol de asistente de sonido en el rodaje de la película. Dentro de mis funciones de asistente de sonido tuve la oportunidad de encargarme de la sincronía de la grabadora de sonido como de las cámaras que se utilizaron. Esta primera función que me tocó realizar, la pude hacer con un pequeño generador de timecode que se conectaba vía bluetooth a mi celular, cada cierto tiempo iba y revisaba que estuviera aun todo en sincronía.

Una segunda función que tenía era la de alambrado o microfoneo de actrices y actores con unos sistemas de micrófonos lavaliers modernos que permitían un apagado y encendido con un sonido especial que podía ser accionado colocando el celular sobre el micrófono. Por último, tuve una función extra bastante interesante y curiosa que disfruté de sobremanera. La de capturar sonidos ambientales e incidentales que serían colocadas en el montaje como un primer trabajo sonoro, es decir que, para evitar el uso de librerías o sonidos bajados de internet, yo tenía la función de grabar esos sonidos en paralelo al rodaje normal de la película. Para este trabajo, muy distinto al que se suele desempeñar en el departamento de sonido en un rodaje, yo solía caminar a espacios más alejados de donde se encontraba el equipo filmando y grababa sonidos del entorno, durante los breaks entre toma y toma, siempre que se podía, grababa también incidentales y sonidos solos de cosas que pudieran ayudar a la película. Estos sonidos eran grabados en un formato llamado ambisónico que debía decodificarse, por lo que, al final del día, yo hacía una copia de seguridad en mi disco duro y le mandaba a mi compañero Robert una copia vía internet para que el luego hiciera la magia de decodificar dichos sonidos a otro formato”.

ROBERT ROMERO asistente de Sonido

“Mi trabajo fue recibir los audios grabados por el equipo de sonido en el formato AmbiX (que son audios grabados desde la perspectiva 360) y llevarlos a binaural, (formato que imita la forma de captar los sonidos del oído humano), no se pueden utilizar directamente el AmbiX porque los programas de edición no los reconocen, a menos que sea un proyecto 360. La importancia de captarlos 360 permite al espectador recibir un sonido más completo del lugar que se ve en pantalla, ya que al no ser un sonido plano se experimenta el universo sonoro del lugar y del punto de vista del personaje. Me encantó trabajar en este proceso, sentir cada lugar como si estuviese ahí, escuchar a las vecinas cantando Arjona mientras los personajes están en las casas, los motores mientras se está en el colmado bailando bachata, las cigarras en el bosque, el caudal del río con los diálogos; permite crear una experiencia que introduce al espectador al universo de la película”.


LIZ FULGENCIO continuista

“Ser parte de “Aunque sea ver el mar” fue una experiencia de demasiado aprendizaje, poder trabajar con profesionales veteranos del cine dominicano y un equipo colaborativo no tiene precio. Fui continuista de la película y mi trabajo principal era supervisar la continuidad de cada escena en cada aspecto, tanto visual como argumental. Fue un reto para mí porque nunca había desempeñado ese papel, por lo tuve que, con ayuda de compañeros, prepararme bastante, aun así cometí mis errores de los que aprendí y pude mejorarlos en el proceso.

Estoy muy feliz por haber estado en este proyecto no solo por los aprendizajes que me llevo sino también por las personas que conocí, desde mi rol pude observar y aprender de otros departamentos y llevarme todo eso para experiencias futuras”.

NICOLE REYES tercera asistente de dirección

“Me desempeñé como tercer asistente de dirección y asistente de producción en set. Desde hace un año vengo realizando funciones en el área de producción a nivel académico, y los aprendizajes que he adquirido gracias a los profesores de INTEC me sirvieron de mucho para poder desenvolverme en la película “Aunque sea ver el mar”. Mi trabajo era muy cercano a los actores principales, los extras y al equipo en general dependiendo las necesidades de cada día de rodaje. Parte de mis funciones eran estar siempre atenta y prever cualquier situación que pudiese entorpecer el rodaje para poder asistir efectivamente al primer y segundo asistente de dirección (Andrés Curbelo y Katia Olivo, respectivamente) permitiendo un buen flujo de trabajo”.


LESLIE RUBIERA prop Master

“Tuve la oportunidad de trabajar en el departamento de diseño de producción, desempeñando el rol de prop master. Esto me permitió estar muy de cerca en todo el proceso de preproducción; asistiendo a las lecturas de guion, concepción de ideas, y trabajar con el presupuesto y las compras/alquileres, lo cual me ayudó a comprender mejor el proceso de la contabilidad de un largometraje.

Durante el rodaje, ver de cerca cómo se desenvuelve el trabajo en equipo de cada departamento, y la importancia y complejidad de una buena logística fue algo que le aportó mucho a mi vida profesional. El rol de prop master en particular exigía que siempre estuviera presente en el set y supervisando todos los elementos de utilería presentes en cada escena. Aprendí también que este rol exige trabajar de cerca con el continuista/script supervisor. Además de ser una experiencia repleta de aprendizajes, también es emocionante saber que pude ayudar a contar esta historia junto a tantas personas que trabajan apasionadamente y que contribuyen al crecimiento del cine dominicano”.


RICHARD RODRÍGUEZ animal handler

“Me encargué de conseguir, transportar y manejar los animales en escena”. En la película aparecen una serpiente boa, un perro rottweiler,  cuatro palomas y un gato.

GABRIEL QUIÑONES still photography y director de fotografía de la segunda unidad

“En mi experiencia en “Aunque sea ver el mar” como Foto Fija, mi trabajo consistió en documentar el proceso de rodaje y trabajar de cerca en la construcción de las imágenes a ser usadas como stills de la película. También pude observar la filmación desde un punto de vista que me permitió reflexionar de manera constante sobre la realización cinematográfica, sus técnicas y procesos.

Por otro lado, como segunda unidad DP, tuve la oportunidad de adentrarme en la conceptualización fotográfica del filme y participar de manera directa en el proceso de realización, conversando con el director y DP para construir imágenes que transmitieran las emociones necesarias para contar la historia, con el departamento de producción y dirección en la coordinación logística, y con el DIT y asistentes de cámara para asegurar un correcto manejo de los equipos y crear las imágenes dentro de los estándares técnicos usados en la película, lo cual es una lección sobre lo importante que es la mezcla entre técnica y creatividad, y el trabajo en equipo que conlleva la realización de un filme. En general fue genial compartir esta experiencia con mis compañeros de INTEC y un crew profesional con personas muy dedicadas de las cuales me llevo valiosos aprendizajes”.


JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ segundo asistente de Cámara

Desempeñé el cargo de segundo asistente de cámara en la película. Este trabajo fue todo un reto, pues tenía que estar pendiente a muchas cosas a la vez. Realizaba tareas como, ayudar a cambiar los lentes, hacer la claqueta de todas las escenas, cargar con los bultos de cámara y asistir a la primera asistente de cámara en lo que sea que ella necesitará. Algo muy importante que hacía era realizar los reportes de cámara, esto consiste en una hoja donde se tiene que colocar el número de escena, los planos y las tomas, además hay que agregar cada especificación de la cámara como el lente que tiene o la velocidad de la cámara, entre otras cosas. Esto se hace para que el DIT y el asistente de edición puedan trabajar más cómodos y organizado.

Realizar esta función fue todo un reto, pues era la primera vez que escribía tanto en un rodaje, puesto que la funciones que había desempeñado anteriormente no demandaban que escribiera tanto en el set. Al principio realizar esta labor se me hacía difícil y usualmente me confundía mucho, pero con la práctica fui tomándole el hilo y ya para el final lo hacía todo naturalmente. Otra responsabilidad que tenía a mi cargo era la de entregar (junto con el reporte de cámara) la tarjeta de video al DIT cada vez que se cambiaba el rollo (la tarjeta). Estas tarjetas contenían todo el material recién grabado de cámara y yo tenía que llevarlo desde donde sea que estuviera la cámara hasta el base camp donde se encontraba el DIT. En general trabajé de la mano con muchas personas, unas conocidas y otras no, y volví́ a confirmar lo que hace tiempo ya sabía y es que el cine se hace en equipo y que no hay ninguna función que no sea importante. La verdad es que fue una experiencia muy completa en donde aprendí́ mucho, me siento muy agradecido por la oportunidad y definitivamente esto significa un gran avance en mi formación como cineasta”.

“Aunque sea ver el mar”, producida por el profesor Juan Antonio Bisonó y su empresa La Felicidad, en producción asociada con INTEC, es dirigida por el profesor Pablo Lozano, coordinador de producciones especiales deI INTEC.

Cynthia Abreu

Periodista por convicción especialista en comunicación digital. Amante de los animales, la literatura en general y el arte.

...

Actualmente no hay comentarios sobre De las aulas al set de filmación. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close