Colmena Global

Una noruega en Erredé

Por: Carmen Matos - enero 28, 2016

Carianne Gregersen, de 25 años de edad, estudió dos trimestres de intercambio en el INTEC que le sirvieron para crecer académicamente y reconectarse con la República Dominicana

 

SANTO DOMINGO. Carianne Gregersen es una joven de nacionalidad noruega que vio una gran oportunidad en el acuerdo de intercambio que existe entre INTEC y la Universidad de Oslo, capital de ese país, y decidió contagiarse del espíritu inteciano durante dos trimestres.

Estudia la carrera de Estudios Latinoamericanos y Sociología y estando en el país hizo varios cursos del Área de Ciencias Sociales y Ambientales.

Sin embargo, al conocer a Carianne es fácil percatarse de que su historia trae mucho más que eso. Con una sola una mirada cualquiera podría adivinar que por sus venas corre sangre dominicana ¡y así es!

La mulata, de 25 años de edad, es hija de madre dominicana y padre noruego y nos cuenta que visitó el país por última vez a los 12 años. Por eso, en los meses meses que estuvo en el país, visitó distintos puntos de La Romana, Puerto Plata y Cotuí, entre otros espacios.

oslo

La oportunidad del intercambio se dio, de todas formas, casi como una casualidad.Uno de sus profesores le sugirió hacer un intercambio. Al no tener idea de a cuál país quería visitar, y luego de leer en su hoja de vida que tenía ascendencia dominicana, el profesor le preguntó qué le parecía la idea de hacer intercambio al país; la respuesta no se hizo esperar ¡pero claro!

Casualmente, el profesor está casado con una dominicana y visita el país con frecuencia.

¿Qué aprendí de los Intecianos?

El sistema académico de la Universidad de Oslo, que tiene más de 200 años de fundada, es muy diferente. Mientras el sistema Inteciano valora aspectos como la participación, asistencia y trabajos, allá la calificación es tomada casi completamente del examen final de cada asignatura.

“Aquí los estudiantes se entregan mucho y comparten mucho al participar en clase”, cuenta maravillada Carianne. Allá es difícil escuchar la voz de algunos de sus compañeros durante la clase.

“Los dominicanos son muy cálidos y muy curiosos”, agrega. Le sorprendía que sus compañeros de estudios en INTEC la encontraran en los pasillos y le preguntaban sobre cómo se sentía y cómo le iba su experiencia. También cuando le preguntaban sobre su vida en Noruega (!ustedes saben quienes son!).

Además le gustaron mucho las experiencias de trabajo en grupo, poco comunes en su país natal.

Si piensas irte de intercambio a Noruega, entonces Carianne tiene consejos para ti:

  • En invierno pueden registrarse temperaturas tan bajas como -15 grados C.
  • Allí se habla el idioma noruego e inglés como segunda lengua.
  • El sistema académica es semestral y se fundamenta más en la última evaluación.
  • Si necesitas una madrina en Oslo, Carianne se ofreció para acompañarte.

!Anímate a conocer otra cultura mientras estudias! con Movilidad-Estudiantil

Carmen Matos

Periodista por pasión, ciudadana por convicción y ser humano en constante evolución. "Soy realista, creo en lo imposible"

...

Actualmente no hay comentarios sobre Una noruega en Erredé. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close