Arte y Cultura

Libertad: la pasión de un «revoltoso»

Por: Lourdes.Rojas - diciembre 06, 2013

Lourdes Rojas/ lourdes.rojas@intec.edu.do

El mundo llora la muerte de Nelson Mandela, líder nonagenario que logró la transición política pacífica y la disolución del apartheid en Sudáfrica tras permanecer 23 años en prisión, por la defensa de sus ideales de igualdad y libertad

Su primer nombre fue Rolihlahla, que significa “halando las ramas del árbol” o “revoltoso”.  Así se puede definir el resto de su vida.

Armado de un intenso sentido de la justicia estudió Derecho en la Universidad de Fort Hare (la primera universidad para negros africanos), donde fue nombrado miembro del Consejo de Representantes Estudiantiles. Rechazó el nombramiento porque entendió que la selección fue injusta. Allí se le otorgó el título de Bachiller en Artes.

Estudió derecho en la  Universidad de Witwatersrand. Luego se casó tres veces, y tuvo seis hijos.

En 1948 se creó el Partido Nacional Sudafricano, con su política de segregación racial conocida como el apartheid. Este discriminaba los espacios y el orden público de manera que negros y blancos tuvieran derechos diferenciados según el color de su piel, llegando a promulgar leyes que impedían los matrimonios interraciales y penalizar las relaciones sexuales entre distintas etnias. Los blancos representaban solo un 21% de la población, pero en un intento de mantener el país en posesión de éstos, marginaron a los negros, indios y mulatos.

Mandela formó parte del principal programa contra el apartheid. Sus derechos fueron poco a poco recortados hasta el punto de impedirle que mantuviera una conversación con más de una persona a la vez. No pudo compartir con sus hijos en sus cumpleaños y otras celebraciones.

En 1964 fue apresado por crear disturbios. Su número de prisionero suele ser recordado: número 466 en el año 1964.

SOUTH AFRICA MANDELA

Él y sus compañeros fueron deportados a una penitenciaría en Robben Island, y allí su celda no pasaba de los dos metros de ancho y cuando se estiraba, en el fino colchón sobre el suelo que utilizaba para dormir, su cabeza y pies tocaban la pared.

Mientras tanto, fuera de la cárcel, las condiciones de las poblaciones originales del territorio sudafricano empeoraban. Ante la amenaza de un posible boicot económico, William Petter B. presidente de Sudáfrica (1984-1989)  y defensor de la segregación racial, anunció: “Estoy listo para liberar al Sr. Mandela si dijera que rechaza la violencia como medio de buscar y lograr fines políticos”. Requiriendo una respuesta de Mandela, se permitió por primera vez en 23 años al pueblo africano escuchar un discurso de él. Su hija leyó la carta rechazando la propuesta con las siguientes palabras: “Solo los hombres libres pueden negociar, los presos no pueden hacer contratos. No puedo ni daré ninguna garantía en un momento en que yo  y ustedes, el pueblo, no son libres. Su libertad y la mía no pueden ser separadas. Regresaré”.

Tras 46 reuniones del servicio de inteligencia con Mandela en la cárcel, fue liberado el 11 de febrero de 1990.  Esta vez su mensaje tenía otro tono. Esperaba negociar la política de opresión hasta alcanzar la democratización. Esto tomó alrededor de cuatro años. Mandela y De Klerk compartieron un Premio Nobel de la Paz, por los avances en la instauración de la democracia. En 1994 fue electo presidente, siendo el primer negro sudafricano en ejercer el cargo en ese país.

Nelson Mandela-Pag 17 del boletin-

Tomando el ejemplo de Mandela, quien desde muy joven propuso la Justicia como salida (aún cuando no le convenía por su participación en actos violentos), no basta con indignarnos. A veces el bienestar colectivo es más importante que el individual.

En República Dominicana, la mentalidad de nuestro pueblo, la manera que valora y percibe las cosas no va  cambiar ante nuestros ojos si no hacemos nada al respecto. No podemos señalar la corrupción de los gobiernos y practicarla entre nosotros como si nadie se diera cuenta.

 Artículo basado en los documentales «En nombre de la libertad» (Natgeo) y «Viaje a la libertad» (History Channel) También en la entrevista a su carcelero Christo Brand, por el periódico El Mundo.es, titulado «Un presidente para quienes aman la libertad».

Otros enlaces: Fundación Mandela Centre of Memory.

Lourdes.Rojas

  • ARTICULOS RELACIONADOS
  • MAS DEL AUTOR

...

Actualmente no hay comentarios sobre Libertad: la pasión de un «revoltoso». Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close