Skip to main content

De Venezuela a RD: la doctora inteciana Inés Marquina nos cuenta su historia

Xiara Paulino
28 April, 2023

“Aquí estoy abuelita, lo logré”, fueron las palabras de Inés al recordar su logro adquirido durante la 66 graduación del INTEC

SANTO DOMINGO- “Mi abuela materna tenía un aneurisma en la aorta, en ese momento no sabía que era, solo sabía que quería ser doctora para sanar a mi abuelita, lo cual no pude cumplir, pero le prometí que ayudaría a quienes lo necesiten, así como ella y aquí estoy abuelita, lo logré”, fue el relato con el cual Inés Maquina, graduada de Medicina del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), comenzó a contarnos su historia.

Oriunda de Valencia, Carabobo, Venezuela, Marquina llegó a la República Dominicana en 2016, en busca de nuevas oportunidades. “No se puede ocultar la situación tan dolorosa que estaba pasando mi país Venezuela, mi papá decidió que lo mejor era hacer mis estudios en otro país ya que sintió que tendría un mejor futuro y seguridad, lo cual no se equivocó”.

Con tan solo 17 años trajo sus sueños y miedos en una maleta a una isla de la que pasó de ser turista a formar parte de su gente.

1. ¿Cómo te sentiste al recibir tu título del INTEC?

Siento que eso es algo inexplicable, ese momento es único sentir que todos tus sacrificios y los de tu familia valieron la pena. Sentí una ola de emociones felicidad al ver que lo logré y tristeza de que ya las cosas no serán como antes. Fueron 4 años llenos de momentos únicos que llevaré siempre conmigo.

2. ¿Cuál fue la experiencia más retadora?

Tener que retirarme un periodo largo de la universidad. Ya estaba en INTEC, había conocido nuevas personas me sentía cómoda nuevamente, pero llegó el momento de tener que retirarme porque tuve inconvenientes con mi partida de nacimiento y tuve que salir para poder resolverlo, consiguiendo una documentación para ello.

Realmente pensé que jamás volvería a estudiar por la situación en mi país, motivo a que todo estaba paralizado y, por ende, era muy difícil poder sacar alguna documentación. Pero la vida siempre me ha hecho coincidir con las personas indicadas.

En ese lapso de tiempo que estuve retirada decidí trabajar, lo cual fue un reto, porque lo que estaba haciendo era algo totalmente diferente a lo que estaba estudiando y era la primera vez que trabajaba, pero Dios tenía un propósito en ese lugar para mí.

Cuando me hicieron la entrevista me preguntaron “¿Por qué yo estaba buscando ese trabajo (auxiliar contable)? si era estudiante de Medicina”, y mi respuesta a esa pregunta fue: “En la vida hay que aprender a hacer un poco de todo, no sé nada, pero aprendo rápido”, y le expliqué mi situación. Mientras le contaba estaba llorando porque yo solo quería terminar mi carrera.

A todas estás yo no sabía que la entrevistadora tenía un cargo en la universidad en donde había iniciado mi carrera antes y resulta que, cuando me inscribí en dicha universidad, se entregó un documento original apostillado, y ella logró hacer que la universidad me lo entregara.

3. Aprendizaje más valioso

Nunca rendirme y dar todo de mí.

4. ¿A quiénes agradeces el haber llegado hasta aquí?

Primeramente, a Dios, luego a mis padres, especialmente mi mamá por ser ese soporte durante estos años y en medio de esos momentos en lo que solamente quería tirarlo todo; ella solo me levantaba y me decía “tú puedes Inés”. Mi mamá me enseño con su ejemplo a ser perseverante en todos los sentidos de la palabra.

Y sin quitar importancia a mí misma, por siempre mantener mis metas claras, aunque muchas veces se nublaban, pero nunca desistí.

5. Extrañaré del INTEC…

 A Carrión, colaborador en el área de seguridad del INTEC quien, con su manera tan genuina de saludar, alegraba a cualquiera que tuviera un mal día.

Inés Marquina junto a Sergio Carrión, personal de Seguridad del INTEC

6. Consejo para quienes aún están estudiando tu carrera

No te rindas y hazlo con pasión, en Medicina se necesitan más médicos con humanidad y vocación. Si estás aquí no es casualidad tienes un gran propósito, así que no te rindas.

Te diré unas palabras que me dijo una doctora muy especial que quedaron plasmadas en mí y espero que en algunos de ustedes también: “Si quieres ser médico de escuelita quédate siendo eso, pero si quieres ser grande anda con los grandes y date duro”.

7. ¿Cuáles son tus próximos pasos?

Me enamore de República Dominicana, quisiera terminar completamente mi formación como médico aquí.

La directora de Hospiten, doctora. Milagros Alcantara, quien es una persona maravillosa tanto profesional como en lo personal, me ofreció trabajar con ellos hasta que pueda obtener cédula dominicana y pueda hacer mi especialidad en este país. Mi historia apenas inicia.

 



Artículos Relacionados

Cinco historias inspiradoras de nuestros lídere…

En la sexagésima octava ceremonia de graduación de INTEC …

Estudiantes Diseño Industrial de INTEC presenta…

Como parte del proyecto final de la asignatura Diseño de …

Diecinueve egresados de Medicina de INTEC reali…

El Área de Ciencias de la Salud cuenta con un programa de…