Colaboraciones

La experiencia, el círculo vicioso del desempleo

Por: Colaborador - mayo 12, 2020

La falta de experiencia laboral, de habilidades y herramientas para aplicar a empleos, además de discriminación por parte de los empleadores, son obstáculos a los que se enfrentan los jóvenes dominicanos al solicitar empleo, según EDUCA.

Lill Taveras/ Estudiante de Comunicación Social y Medios Digitales

La inserción laboral es uno de los tantos retos que presenta la juventud dominicana. Lanzarse al mercado laboral puede parecer una tarea tan sencilla como obtener un título que compruebe el haber cursado los estudios universitarios.

Pero, los jóvenes, quienes presentan el 36% de la población dominicana, se ven obstaculizados por un factor que se les exige, pero no obtienen de manera sencilla, la experiencia. A esta realidad se le suman las limitadas plazas de trabajo formal, la falta de competencias laborales y la discriminación por edad de los empleadores.

Completar la educación superior no garantiza a los jóvenes dominicanos tener capacitación laboral, por lo que se lanzan al mercado esperando obtener esa primera oportunidad que les garantice parte de la experiencia necesaria para tener un buen desarrollo laboral.

Los jóvenes enfrentan barreras para acceder a pasantías y/o para obtener un primer empleo, dado que el marco legal vigente de República Dominicana no establece de manera concreta cómo éstos han de ser incorporados en el mercado laboral para completar su capacitación. Así lo explica la Acción Empresarial por la Educación (EDUCA).

En el informe realizado en 2013 por el economista Fabricio Gómez Mazara refiere que “Guzmán (2008) plantea que para que la economía pueda absorber a los que cada año ingresan al mercado laboral se requiere que el producto interno bruto crezca a una tasa superior al 4.5% anual”.

En ese sentido, la economía dominicana se ha mantenido como una de las más dinámicas en América Latina y el Caribe con una tasa de crecimiento anual de 7% para el año 2018, según el informe del Banco Central.

Sin embargo, a pesar de estas cifras, el crecimiento de la economía no ha colaborado con la creación de posiciones dignas de trabajo. El economista José Luis de Ramón en su charla titulada “Perspectiva económica de la República Dominicana” afirmó que “Estamos creciendo (el país), pero llevando a la gente a buscar su diario vivir a un mercado informal”.

La República Dominicana cuenta con el “bono demográfico” más alto de América Latina.  Es decir, está en un periodo en el que la cantidad de personas en edad de trabajar supera a las personas económicamente dependientes, lo que constituye una gran oportunidad de desarrollo económico, pero para esto es necesario implementar políticas de apoyo a la creación de empleos formales dignos.

¿Cómo insertarse en el mercado laboral sin experiencia?

El economista, diplomático y escritor Eduardo Tejera comentó en una publicación para el periódico Acento, sobre la dificultad de obtener empleo para los jóvenes, resaltando que “las opciones que les quedan son todas frustratorias: intentar engancharse al sector público, ya sea con una “ayuda” o una “botella”, en las filas del clientelismo político, caer a la delincuencia o intentar emigrar del país”.

La falta de experiencia laboral, de habilidades y herramientas para aplicar a empleos, además de discriminación por parte de los empleadores, son obstáculos a los que se enfrentan los jóvenes dominicanos al solicitar empleo, según EDUCA afirma en su libro “Los Jóvenes Dominicanos esos desconocidos”.

En los grupos focales realizados por EDUCA, los jóvenes comentaron que además de exigir un tiempo determinado de experiencia en el área que se solicita empleo, los empleadores encuentran una relación entre juventud e irresponsabilidad. A menos edad, mayor irresponsabilidad.

“Ciertas empresas exigen que el candidato tenga determinado rango de edad (mayor de 30 años, por ejemplo), ya que se asume que estos tendrán un mayor nivel de compromiso y responsabilidad para con los trabajos”, (EDUCA, 2019).

Proyectos de ley

El estudio publicado por el Observatorio Político Dominicano (OPD), “Proyectos de ley de empleo juvenil o primer empleo en República Dominicana, 2019” revelo que desde el 2007 se han presentado ante el Congreso Nacional cuatro proyectos de ley que apoyan la inserción juvenil, pero estos han perimido hasta ocho veces por falta de consenso.

Además, resalta que estos proyectos de ley han perimido, porque poner en practica estos proyectos redundaría en las exenciones de impuestos otorgados a los empleadores.

Para julio 2019, aun se debatía la aprobación del Programa Primer Empleo, al cual se han sumado los establecimientos pertenecientes a la Asociación de establecimientos de comida casual y de servicio rápido (Adecor), que actualmente acoge 33 marcas y cerca de 12 mil empleos directos en 681 establecimientos.

Se estima que este programa beneficie a un total de 6,200 jóvenes de entre 18 y 29 años de edad, en la inserción al mercado laboral en condiciones favorables y con entrenamiento. El programa garantiza que los elegidos estarán laborando un total de tres meses y recibiendo como remuneración el salario mínimo del sector privado, el cual será cubierto por el Ministerio de Trabajo.

Colaborador

5 Comentarios

Actualmente hay 5 Comentarios en La experiencia, el círculo vicioso del desempleo. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

  1. Excelente !!! Muy prometedor y totalmente real

  2. Es cierto lo que comentas de este circulo vicioso pero es más cierto que cada uno de los más mayorcitos hemos pasado por la misma situación. O sea, que puedo decirles que como jóvenes échenle ganas al trabajo y todo estará bien. Luego en más edad volverán al mismo círculo solo que por tener más edad. Así es la vida sobretodo en R.D. Piensen siempre en hacer las cosas bien o no las hagan. Bendiciones y Éxito.

  3. ¡Súper interesante y útil el artículo! Felicitaciones

  4. Este artículo de Lill Taveras es un ejemplo de jóvenes educados, informados y con pensamiento crítico y tendencia investigativa. Una joven con estas características es y sera siempre un asset para cualquier institución.
    En hora buena Lill, orgullo dominicano!!

  5. Interesante articulo. Esperemos que los jóvenes, que son el unico futuro prometedor del pais, puedan tener la oportunidad de hacer cambios en el sistema demostrando su potencial verdadero.

Responder a Vanja Abreu

Close