Egresados

Frederick Ventura apuesta por la industria de los videojuegos en RD

Por: Cynthia Abreu - marzo 14, 2022

El joven egresado de la carrera de Ingeniería Civil del INTEC diseñó el videojuego “Dominican Power” que retrata las vivencias de los dominicanos, coloquialismos y lugares emblemáticos del país

¿Sabías que existe un videojuego que te permite demostrar qué tan dominicano eres? Se trata de Dominican Power, creado por Frederick Ventura, egresado de la carrera de Ingeniería Civil del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), quien, apasionado por la programación y orgulloso de ser dominicano, diseñó este juego de dificultad media, en que el personaje llega al país sin ni un peso en el bolsillo y con una deuda que tiene que pagar en 30 días.

Para obtener el dinero para pagar su deuda, el personaje debe atravesar varios niveles que incluyen recorridos por barrios populares como Capotillo, la provincia de Barahona, la reserva natural de Los Haitises, entre otros. En el trayecto, el personaje escuchará la música que típicamente se coloca en sectores populares del país, sobrevivirá a los tapones, las guaguas y los carros públicos; jugará un palé en una banca de lotería, se subirá en el Metro de Santo Domingo o al Teleférico e incluso se podría tomar una cerveza en un “colmadón”.

Frederick aclara que “Dominican Power” no es un juego para gamers, sino para todo aquel que quiera demostrar qué tan dominicano es, incluso incluye trivias, al final de cada nivel, sobre temas que representan la dominicanidad.

Tras crear este juego, Ventura visualiza su futuro como empresario del sector de los videojuegos en República Dominicana. Y es que en los primeros ocho meses de su creación “Dominican Power” tiene más de 400 mil descargas en las plataformas de Play Store, iOS y PC.

Este joven de 26 años, oriundo de Santo Domingo Este, indica que la creación de su primer videojuego fue un proyecto educativo personal con el que buscaba poner en práctica los conocimientos adquiridos mientras cursaba la asignatura “Fundamento de programación”, en la que nació su amor por esa rama de la tecnología.

“Funciones, bucles y variables”, estas tres palabras escritas en una pizarra por el profesor Eligio Cabrera llevaron a Frederick a enamorarse de la programación y la pandemia fue el escenario en el que cambió su trabajo como ingeniero civil, en el mundo del asfalto, al de programador y creador de mundos virtuales.

El joven, que estudió en INTEC gracias a una beca del programa “Dale un chance” de la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos, explica que a medida que avanzaba como estudiante de ingeniería Civil pensaba en cómo desarrollar una nueva tecnología a través de la programación.

“Cuando llegó la pandemia del COVID-19, el aislamiento social obligatorio ayudó a que yo tuviera más tiempo y así empecé a programar “Dominican Power”, a partir de las 8:00 de la noche hasta las 3:00 de la madrugada, todos los días, e incluso había días en que no dormía nunca y al otro día a trabajar, porque yo tenía fe en el proyecto”, destaca emocionado.

Cuando realmente supo que había iniciado un negocio con proyección de crecimiento fue al compartir el primer tráiler de “Dominican Power” en la red social TikTok. “Sin yo pagar ninguna publicidad, el tráiler obtuvo 100 mil reproducciones y me dije: este proyecto tiene potencial hay que darle para preparar un demo o una fase beta que sea funcional, jugable y monetizable”.

El proyecto que inició como una tarea para aprender a programar, se convirtió en la empresa DoGame, de Ventura.

Frederick indica que tras crear “Dominican Power” facturó su primer millón de pesos. “Por ejemplo, hubo una empresa de entretenimiento que me escribió porque quería colocar una valla publicitaria en el juego, luego se acercó una farmacia con la intención de colocar 40 farmacias y todo eso fue publicidad”. Ahí fue cuando hizo una presentación con las estadísticas de su videojuego y los diferentes formatos en que las empresas podrían publicitarse.

Acciones a futuro

En el corto plazo, Frederick desarrolla un proyecto que se llama “El Trabucazo”, que en la tienda de video juegos Steam se llama The Blunderbuss, y a largo plazo su objetivo es fundar la primera empresa de desarrollo de videojuegos en República Dominicana.

Una de sus peticiones es que las autoridades destinen un mayor presupuesto hacia la industria del desarrollo de videojuegos porque, al igual que él, existen muchos jóvenes interesados en este rubro, que incluso se profesionalizan en esa rama de la tecnología, y terminan trabajando en empresas extranjeras.

Cynthia Abreu

Periodista por convicción especialista en comunicación digital. Amante de los animales, la literatura en general y el arte.

  • ARTICULOS RELACIONADOS
  • MAS DEL AUTOR

...

Actualmente no hay comentarios sobre Frederick Ventura apuesta por la industria de los videojuegos en RD. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close