Rincón literario

¿Manzana o Pera?

Por: Colaborador - noviembre 03, 2017

El profesor Jimmy Barranco además de ser un excelente nutriólogo tiene un gran manejo de las palabras. En esta ocasión nos deleita con un poema en el que mezcla los conceptos de nutrición con la rima de sus versos.

I

En el huerto del Edén

creó Dios un árbol de pera;

para que Adán comiera

y su costilla también.

Pero del árbol del bien

y del mal, una mañana;

Eva toma una manzana

para seducir a Adán.

¡Han pecado y morirán…

…por haber manchado el alma!

II

Por culpa de una manzana

entró el pecado a la tierra.

La enfermedad y la guerra

son pan de cada mañana;

Y una flecha envenenada

atraviesa el corazón.

Por culpa del chicharrón

la cerveza o la manteca;

…el alma gorda que peca

morirá sin redención.

 III

En el Edén de la vida

hay manzana, también pera.

No comáis de la primera

aunque parezca atractiva;

Ya que es fruta prohibida

y os puede cambiar la suerte

andando en sombra de muerte

con la pancita arrocera;

Pues la grasa cervecera

causa infartos y diabetes.

IV

La manzana siempre crece

bordeando la cintura;

Y se nutre con las frituras

que se bañan en manteca.

Pero también la cerveza

y la vida sedentaria;

Impiden que las plegarias

lleguen al Omnipotente…

Dejando al impenitente

en sus redes carcelarias

V

Hay tres placeres que matan

de dolor al corazón;

Lo matan de inanición

tapando las coronarias.

Esta banda mercenaria

de ALCOHOL, TABACO y COMIDA;

Permanece allí escondida

en la grasa abdominal;

Hasta hacer un día explotar

Pum!…la bomba fuente de vida.

VI

Esos placeres mortales

comparten la misma cosa:

Los tres entran por la boca

provocando muchos males;

Con resultados fatales

pues producen adicción….

Obnubilan la razón

quemando las neuronas;

…Y el alma que es barrigona

no puede volver a Sion.

VII

Te besaste con la gula

debajo del platanal…

¡Cuántos duermen sin cenar…

…y tú, bañada en gordura!

Mas, si la grasa perdura

almacenada en tu panza…

Se esfumará la esperanza

de vivir por mucho tiempo;

Tu vida será un tormento…

Y tu muerte, una acechanza.

VIII

No es el alcohol tu amigo

para contarle tus penas;

Como grasa se almacena

y pretende acabar contigo.

Escucha lo que te digo

y guárdalo en la memoria;

Tu consuelo, sea tu historia

de vivir con tus placeres;

Pues,  quien por su gusto muere

la muerte le sabe a gloria…!

IX

Como buen dominicano

padezco de colofilia ;

A nadie le tengo envidia

y vivo como un bacano.

Soy amante del banano

que se cultiva en el rancho.

No caigo nunca en el gancho

de comer mucho y beber;

Pero amo a cualquier mujer…

que me acurruque en sus brazos.

X

Mas, si tengo que escoger

entre una manzana o pera;

Sin dudas que yo escogiera

la pera como mujer.

Pues, me embriaga de placer

la guitarra seductora;

con su gemir que enamora….

Poniendo mi alma a vibrar;

mucho más que el repicar

rítmico de una tambora

XI

Prefiero tocar guitarra

antes que güira y tambora;

Con néctar de pera y cola

cualquier doncella me amarra.

…Y atrapado entre sus garras

alcanzo la vida eterna;

Pues, ahogando mis penas

en sus mares de placer…

Volvería yo a nacer

sin prisiones ni cadenas.

XII

Un gancho para la güira;

un palo pa´ la tambora…

Y unas manos seductoras

para el cuerpo de mi diva.

¡Piel de ángel, cuerdas divinas!

Un soneto… un madrigal…

sobre las olas del mar;

que acarician tu cintura…

Y despojan las vestiduras

de mi guitarra inmortal.

XIII

¡Dios quiera que tu cuerpo…

Sea cultivado de peras!

Sembradas en las caderas

seductoras de tu huerto.

Justo allí, donde los muertos

dejan su tumba vacía;

Y a la luz del nuevo día

las inmortales criaturas…

Disfrutan en tu cintura

de embriagadora orgía.

XIV

¡Qué linda tu cinturita…

…Dios te la libre de mal!

¡Quién pudiera descansar

meciéndose en tu hamaquita…

De frondosa caderita…

con ritmo y sabor tropical!

…Y libar en tu panal

esa miel con sabor a pera;

Más allá de las fronteras

de tu lecho virginal…!

XV

La manzana trae muerte…

Mas, la pera es placentera.

¡Qué cintura… qué caderas…!

¡Cuántas ganas de comerte!

Dame tu pulpa…y mi suerte

será un huerto fecundo…!

Y mi vida, un nuevo mundo;

en el jardín del Edén…

Pues en tu cuerpo, mi bien…

Se purifica lo inmundo!

Colaborador

...

Actualmente no hay comentarios sobre ¿Manzana o Pera?. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close