Vida estudiantil

Explorando el ADN del ron dominicano

Por: Colaborador - enero 12, 2017

Los estudiantes de Biotecnología  que cursan la asignatura de Metodología de la Investigación, a cargo del profesor Omar Perdomo, visitaron el Centro Histórico Ron Barceló en el municipio de Quisqueya, San Pedro de Macorís.

Por: Ana Hilda Pérez / @anahildap 

SAN PEDRO DE MACORÍS.- Dicen que no es lo mismo que te lo cuenten a que lo veas. Es por esto que un grupo de estudiantes de la carrera de Biotecnología salieron del aula para explorar cómo se hace el verdadero ron dominicano.  Alrededor de las 10:30 de la mañana llegaron a las instalaciones de la fábrica y les recibió Julissa Sánchez, quien se convirtió en su guía.

El olor a ron invadía cada espacio que los intecianos recorrieron por las siguientes tres horas que duró la visita guiada. La primera parada fue una enorme bodega de envejecimiento, con capacidad para 10 mil barricas con ron para añejar, que están hechas de madera de roble blanco traídas de Kentucky, Estados Unidos, por lo que al producto de la caña se le impregna el sabor característico que posee de esta bebida.

Las barricas son preparadas en un taller para hacerlas aptas de portar el líquido que se almacenará allí un mínimo de 2 años y un máximo 12. El tiempo de envejecimiento va a depender del tipo de ron que se quiera producir. Mientras más tiempo dure el envejecimiento del ron, mayores cualidades, en cuanto a sabor y aroma, tendrá.

En tiempos de la colonización al ron le llamaban “Mata diablos”  porque era tan fuerte que los marineros lo tomaban para quitarse el mareo que les provocaba el movimiento del mar.

“Hacer ron es como hacer leche, algo que vamos a consumir, es por esto que de aquí no sale un producto que no cumpla con los estándares” señaló Julissa.  El Gobierno Dominicano se encarga de etiquetar cada barrica para evitar que se vuelvan a rellenar, debido a que en la medida que el ron se añeja se pierde un porcentaje del producto.

La materia prima del Ron Barceló es el jugo de caña, contrario a las demás marcas que lo fabrican de la melaza. Es por esta razón que es un poco más costoso ya que su fabricación conlleva mayores gastos.

 No se recomienda comer dulces antes de beber ron porque produce un choque de azúcar. 

Altos controles de calidad

Gustavo Henao, gerente de Control de calidad de Barceló, quien se presentó como un colombo-cibaeño con dominio perfecto de la jerga dominicana, se hizo cargo de la segunda etapa de la visita. Henao llevó a los futuros biotecnólogos a los laboratorios y maquinarias que no están abiertos al público, allí pudieron conocer los cromatógrafos que fungen como narices electrónicas necesarias para realizar las mezclas exactas para que cada botella tenga el mismo sabor.

También accedieron al lugar donde los catadores ponen a prueba sus paladares para asegurarse de que las mezclas sean las correctas. El directivo aseguró que, gracias al riguroso cumplimiento de los controles de calidad y el cuidado de los procesos para la elaboración de la bebida, han logrado que Ron Barceló, en dos ocasiones consecutivas, haya sido reconocido como el mejor ron del mundo poniendo en alto la marca país en los mercados internacionales.

Al final del recorrido, los propios intecianos se convirtieron en catadores de todas las presentaciones que posee la marca poniendo a prueba sus habilidades para reconocer sabores y olores de la bebida.

Conoce más sobre la carrera de Biotecnología que imparte el Instituto Tecnológico de Santo Domingo.

 

Colaborador

...

Actualmente no hay comentarios sobre Explorando el ADN del ron dominicano. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close