Colaboraciones

El prejuicio que impide a las mujeres conectarse con las TIC

Por: La Colmena - junio 22, 2016

Existen fronteras invisibles que mantienen a las mujeres alejadas de carreras que tendrían un alto impacto social y económico en sus vidas. ¿por qué hay pocas mujeres en las carreras de TIC?

Lery Laura Piña / lerypina@gmail.com

A principios de 2015 cinco estudiantes de la carrera de Diseño Industrial del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) todas mujeres y veinteañeras, crearon a Eva, una aplicación de alerta para casos de violencia contra la mujer. El proyecto las llevó a ganar el segundo lugar en un concurso nacional en que compitieron contra 18 propuestas.

Michelle Encarnación, Sally Aquino, Yendy Fermín, María Del Pilar Almonte y Arlin De la Cruz, integrantes del grupo de diseño industrial Cinco Plus (5+), fueron las únicas mujeres que compitieron, a pesar de que, por el tema, podía esperarse que muchas estuvieran particularmente motivadas.

Representaron una excepción en el concurso y la confirmación de una realidad bastante generalizada: la brecha digital de género.

El término refiere que en República Dominicana las mujeres tienen menos acceso que los hombres a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y están más distanciadas de las carreras de alta complejidad tecnológica.

La tesis se sustenta en datos oficiales sobre la situación de las mujeres en la sociedad de la información y el conocimiento. En 2012 solo el 34% de la población egresada de las carreras TIC de universidades dominicanas eran mujeres, según datos del Observatorio de la Sociedad de la Información y el Conocimiento de República Dominicana. La información, a simple vista, no parece muy dramática, pero si se considera que las mujeres son alrededor del 65% de la matrícula universitaria, se puede concluir que el nivel de sub-representación es importante.

La problemática y sus causas están documentadas en  un estudio publicado por el Centro de Investigación para  la Acción Femenina (CIPAF) en 2011, que cuestiona la percepción “muy generalizada”  de que “las TIC son neutrales al género” y que “no existe diferencia en el acceso y uso” que las mujeres y los hombres hacen de ellas.

Entre los datos a que hace referencia la investigación se destacan los relativos a la educación técnica, donde el 80% de la matrícula era femenina. Aquí, el 54% del estudiantado de informática eran mujeres -una proporción mayoritaria pero considerablemente baja con respecto a la participación en otras carreras- y no llegaban al 30% en otras de mayor nivel de especialización como mecatrónica, electrónica en comunicaciones, electrónica digital o micro computación. “Las áreas de formación en el campo de las TIC y de la tecnología en general siguen siendo consideradas predominantemente masculinas”, concluye el documento.

En las universidades la relación variaba un poco, pero se mantenía la disparidad, principalmente en las carreras de más complejidad: “…Las mujeres también participan menos que los hombres en la subárea de Tecnologías de la Información y la Comunicación, con una brecha de 13 puntos porcentuales.

Así, mientras la matrícula masculina en el área TIC es de un 57%, la de las mujeres es de solo un 43%, porcentaje determinado por la alta participación de las mujeres en la carrera de Ingeniería de la Computación, que alcanza el 63%. El resto de las carreras que se imparten en esta área, tienen un alto grado de masculinización, como la ingeniería electrónica, la licenciatura en informática, el técnico en informática y tecnologías de la comunicación (redes y conectividad)”, dice la investigación del CIPAF, basándose en datos del Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT) del  2009.

Aunque al día de hoy estos datos resultan algo desactualizados, permiten tener una idea bastante aproximada de la situación de las mujeres en el acceso a las carreras de tecnología. Además, se trata de escenarios que cambian muy lentamente, según las comparaciones que hace el propio estudio, que subraya que la diferencia entre los datos de 2009 y 2005 era poco significativa.

Lo que les enseñan a las mujeres sobre las TIC

123

El rezago de las mujeres en las TIC y las ciencias en general empieza desde la infancia, y está muy asociada al rol social que en esta cultura se le ha otorgado y a la forma en que este se va reforzando en las distintas etapas de su formación.

Tanto en República Dominicana como en el ámbito internacional lo que se plantea es que a las mujeres se les enseña, erróneamente, que no son buenas con los números ni con las precisiones de la ciencia y las TIC, que esas son materias para hombres, y por ese motivo desisten de elegir esas  carreras.

El diagnóstico del CIPAF encontró que en el nivel educativo primario no hay diferencias importantes en el rendimiento de niños y niñas en matemáticas y ciencias, pero las diferencias empiezan a surgir en el nivel medio:

“Estos resultados parecen avalar la hipótesis manejada en estudios internacionales, sobre el peso de los estereotipos de género y las percepciones que tanto maestros, maestras – e incluso desde el hogar- tienen de los campos de conocimiento «propios» de hombres y de mujeres. Lo que se ha estado investigando y comprobando es que estos estereotipos influyen en la disminución del interés de las niñas en matemática a medida que avanzan en el nivel educativo. No obstante, en la primaria hay un desempeño por igual y en casos hasta superior de las niñas sobre los varones”, dice el documento.

Se trata de un prejuicio bastante generalizado y documentado: “Una encuesta aplicada a maestros y maestras de escuelas públicas de Santo Domingo realizada por el CIPAF en el año 2009 revela que los maestros y maestras creían que las niñas eran mejores en lengua española y los niños en Matemáticas; luego, al comparar las notas obtenidas por sexo de los cursos analizados, se encontró que las niñas tenían mejores puntuaciones que los varones”, añade el estudio.

Una investigación de la Academia de Ciencias también halló resultados en esta dirección al encontrar que, en general, los jóvenes del Gran Santo Domingo que cursan el bachillerato tienen poco interés en la ciencia y la tecnología, pero las muchachas tienen menos interés que los varones.

¿Por qué es importante la paridad en las carreras TIC?

¿Qué tiene de malo que haya muchos hombres y pocas mujeres en las carreras TIC? Especialistas en género y  trabajo sostienen que la brecha de género en las carreras TIC impide reducir otros rezagos que afectan a las mujeres, como la brecha en el acceso al empleo,  el salario, el  bienestar social y la riqueza en general.

Y es que aunque las mujeres son mayoría en universidades e institutos de formación superior, hay estudios que demuestran que están concentradas en las carreras peor remuneradas, y con un mercado de trabajo más estático e inflexible.

Esto no solo ocurre en el país, sino en toda la subregión, según el diagnóstico “Igualdad de género en los institutos de formación profesional de América Central y República Dominicana, auspiciado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La autora del estudio, la socióloga María José Chamorro, cita datos como que las mujeres, por las características de su participación en el mercado, suelen tener menos beneficios de las políticas sociales. Hasta en las pensiones, por ejemplo, existe una brecha: como interrumpen más su vida laboral tienen más probabilidad de no sumar la cantidad de cotizaciones requeridas para una pensión en un régimen de capitalización individual y, como tienen salarios inferiores, también sus pensiones serán inferiores, en los casos en que las obtengan.

Para modificar este escenario la especialista considera preciso que las mujeres emprendan su éxodo hacia carreras que les garanticen mejores oportunidad de desarrollo social y económico, aunque tradicionalmente estén más asociadas a los hombres.

En este punto es donde las TIC, además de herramientas que determinan buena pare del modo en que viven las personas en la actualidad, son clave en la agenda política de las organizaciones de mujeres y feministas.

Las profesiones vinculadas a este campo siguen en la lista de las “carreras del futuro”, lo cual sugiere que en los próximos años tendrán excelentes indicadores en el mercado de trabajo. Es en este sentido que las carreras asociadas a TICs suponen una ventana de oportunidad en la lucha contra las limitaciones que hacen que las mujeres sean, en general, más pobres que los hombres.

Foto secundaria: efefuturo.com

La Colmena

...

Actualmente no hay comentarios sobre El prejuicio que impide a las mujeres conectarse con las TIC. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close