Egresados

Su trabajo no es juego

Por: Cynthia Abreu - febrero 13, 2012

Egresados de INTEC promueven la conformación de la primera Comunidad Dominicana de Desarrolladores de Videojuegos.

Marco Marmolejos y Joel Mejía son dos egresados de Intec para los que los videojuegos, que les encantan, no son un juego. Son su negocio. Ambos están decididos a empujar esta industria en el mercado local.

Es por esto que promueven la conformación de la primera Comunidad Dominicana de Desarrollo de Videojuegos, en la que ya les siguen varias decenas de desarrolladores e interesados en este negocio, y la estarán presentando en Intecnología 2010 durante el primer día de la feria.

De acuerdo con Marmolejos, ha habido algunos intentos aislados de incentivar el desarrollo de videojuegos en el país: el ITLA desarrolló un videojuego educativo (Trinitaria) y ha organizado varios cursos; en 2006, la escuela de Altos de Chavón organizó dos cursos sobre diseño de videojuegos. Sin embargo, no es suficiente.

“Sucede que la velocidad a la que van el ITLA y otras organizaciones es distinta que a la que quisiéramos ir”, dice Marmolejos, quien lidera su propia empresa dedicada al desarrollo de videojuegos, Entytec.

“Nuestra idea es aunar fuerzas y bajo nuestro propio esfuerzo y a nuestra velocidad lograr desarrollar esta industria”, agrega.

El negocio de los videojuegos en el mundo es una industria que mueve más de US$46 millones al año, con una tasa de crecimiento tan acelerada como 50% en los últimos cinco años. Esto da una idea de la tajada del pastel que los desarrolladores de software dominicanos están dejando de probar.

No obstante las oportunidades, para Marmolejos, este sector en República Dominicana no se encuentra ni cerca de lo que debería ser.

“Muy pocas personas conocen sobre el tema y pocas hacen videojuegos en forma visible”, asegura el desarrollador cuya empresa ha participado en el desarrollo de varios proyectos de videojuegos para aplicaciones empresariales y de mercadeo y se aventura en la conclusión de su primer videojuego comercial, dirigido al mercado internacional. Según el egresado de Intec, además de la suya sólo se conoce de dos empresas e instituciones desarrollando videojuegos en el país. “A nivel de demanda local falta aún enseñar a la gente y a las empresas cómo obtener valor para sus empresas utilizando videojuegos publicitarios o educativos”, comenta.

Para la comunidad, el primer paso para el desarrollo de esta industria en el país es justamente enseñar lo que es posible: “que la gente sepa que esto es un negocio que genera dinero”.

Lo siguiente, aumentar la cantidad y calidad del personal calificado en el área con cursos, seminarios y conversatorios.

A su presentación, que tendrá lugar el jueves 17 en el Auditorio García de la Concha, es bienvenida cualquier persona que le guste los videojuegos y esté interesado en el tema de su creación, por lo que no es necesario ser un ‘geek’ o un programador para aprovecharla.

Cynthia Abreu

Periodista por convicción especialista en comunicación digital. Amante de los animales, la literatura en general y el arte.

...

Actualmente no hay comentarios sobre Su trabajo no es juego. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close