Hablando con...

Mi objetivo es que INTEC se convierta en un modelo para el sistema educativo dominicano

Por: Cynthia Abreu - agosto 13, 2011

Rolando M. Guzmán es el nuevo Rector del INTEC. Este profesor del Área de Negocios con un doctorado en Economía y dos maestrías – una en Matemáticas Puras y otra en Economía Cuantitativa- fue elegido el 18 de agosto por la Junta de Regentes y juramentado el pasado 15 de septiembre. Decidió participar en el proceso electoral porque entendió que se trataba de una oportunidad única para contribuir al desarrollo de la educación superior dominicana, “a través de una institución líder de la que he sido parte por muchos años y con la que tengo fuertes lazos afectivos”.

Hace 14 años imparte docencia en INTEC, en la carrera de Economía. Sus estudiantes lo respetan, pues reconocen que se las arregla para que entiendan y disfruten asignaturas que podrían lucir áridas plasmadas en un pensum.

De las aulas al gobierno del INTEC, el salto es comprometedor. Está consciente de ello, pero explica que representa una extensión natural del trabajo que ha desarrollado durante los últimos años, que trata en gran medida sobre los vínculos entre la dinámica económica, la educación superior y el proceso de desarrollo. “Siento que, aunque no me daba cuenta, mi quehacer profesional constituyó una escuela para la posición que hoy ocupo”, dice.

¿Su principal reto? “Lograr que la institución adopte grandes cambios, y a la vez preserve su esencia institucional”.

¿Cuál son las metas que desea alcanzar respecto al INTEC?

El principal objetivo es contribuir a que INTEC se convierta en un modelo para el sistema educativo dominicano, de modo que cuando alguien nos mire, se diga a sí mismo: “ojalá algún día todas nuestras universidades sean así”. Eso podría resumirse en una frase “INTEC: Modelo de Educación Superior”. Esto supone que logremos mejoras muy significativas en tres ámbitos de acción -docencia, investigación y extensión, para posicionarnos en cada uno como una universidad de clase internacional.

¿Cuáles son los problemas que enfrenta la educación superior dominicana? ¿Cómo el INTEC puede contribuir a solucionarlos?

El principal problema es el predominio de docentes y estudiantes a tiempo parcial, la ausencia de una masa de profesores y estudiantes dedicados íntegramente a la vida universitaria. Eso limita la calidad del proceso de enseñanza y aprendizaje que debería caracterizar a una universidad de calidad. En adición, las universidades dominicanas tienen una baja actividad de investigación e innovación, lo que reduce su importante función como generadoras de ideas tecnológicas, políticas y sociales. Por último, las universidades tienen escasos vínculos con las empresas y otras organizaciones, y eso dificulta la capacidad de generación de recursos para financiar muchas iniciativas importantes. Existen otras limitaciones, pero casi todas están relacionadas con las anteriores.

Guzmán ha sido profesor de Economía por 14 años.

¿Cuál será su estrategia para consolidar al INTEC como la mejor universidad dominicana?

La intención es fortalecer la gestión de todos los procesos clave, estableciendo un sistema de medición, evaluación, rendición de cuentas y compensación basada en resultados. La gestión deberá ayudarnos a identificar las actividades que contribuyen a nuestros objetivos, y a evitar aquellas que no aportan valor o incluso nos alejan de la meta. Además, nos permitirá garantizar que cada abeja de la colmena esté haciendo su mayor esfuerzo para lograr que INTEC sea un modelo de educación superior. Hay que trabajar intensamente para seguir atrayendo a los estudiantes más dedicados, a los mejores profesores y a los más eficientes empleados, y para aportar a cada uno un ambiente idóneo para el desarrollo de sus capacidades. El aumento del profesorado a tiempo completo, mayores vínculos con nuestros egresados y una mejor conexión con las empresas, gobierno y otras organizaciones son aspectos específicos de la estrategia.

¿Por qué INTEC no ofrece un MBA?

La oferta de programas se basa en un análisis de necesidades y capacidades. Es una labor que nuestras áreas desarrollan de manera continua. No descarto que tengamos muy pronto un MBA, pero debemos garantizar que satisfaga las más altas expectativas.

 

A los estudiantes que trabajan se les complican las cosas al seleccionar las asignaturas básicas, pues se imparten solo de día. ¿Cómo conseguir que por lo menos cada materia tenga una sección de noche?

Usualmente se ofrecen las asignaturas básicas en horario diurno, dejando el horario nocturno para asignaturas avanzadas. Sin embargo, muchos estudiantes talentosos tienen que combinar el estudio con el trabajo, y enfrentan dificultades para la selección de asignaturas. Para resolver el dilema trabajaremos en dos vías: primero, mejorar el proceso de programación de las asignaturas a través de los coordinadores de carreras; segundo, fortalecer el sistema de crédito educativo para que una parte cada vez mayor de estudiantes pueda dedicarse íntegramente a la vida universitaria, al menos durante sus primeros años de carrera.

¿Está de acuerdo con que solo los estudiantes que no hayan reprobado ninguna asignatura sean merecedores de reconocimiento y que el índice sea el único parámetro a tomar en cuenta?

Otorgar reconocimientos es siempre una tarea difícil, pues los estudiantes (como cualquier otra persona) podrían ser evaluados a partir de muchos criterios. Frente a ese problema, la mayor parte de las universidades en el mundo han adoptado un criterio basado en el índice académico, que refleja el rendimiento del alumno a lo largo de toda su carrera y tiene la ventaja de ser fácilmente verificable. Se impone además el requerimiento de no haber reprobado asignaturas para evitar el caso de estudiantes con alto desempeño en algunas áreas pero pobre desempeño en otras. No es un criterio perfecto, como probablemente ningún criterio lo es, pero es bastante aceptable para la comunidad. De todos modos, la universidad está siempre en proceso de revisión de sus procesos para incorporar mejoras cuando se entienda que resultan posibles y necesarias.

¿Plantearía usted la posibilidad de encuentros y coloquios con el Rector, abiertos a todos los estudiantes interesados en comunicarse directamente con usted?

Me encanta la posibilidad de dialogar con los estudiantes a través de distintos canales. De hecho, estoy ya programando encuentros periódicos para pensar juntos en la forma de avanzar hacia el objetivo de transformar a INTEC en un modelo de educación superior. En adición, pienso difundir los medios digitales a través de los cuales los intecianos podrán enviarme cualquier mensaje, y les aseguro que recibirán respuesta. En realidad, ninguna función del Rector me emociona tanto como poder dialogar con los estudiantes.

¿Extrañará la docencia?

Tengo intención de impartir ocasionalmente alguna asignatura, para tener siempre una apreciación directa de lo que se vive en el aula.

¿Aceptaría la posibilidad de aparcar en “el desierto” y ceder su parqueo a estudiantes para reconocer la deficiencia del mismo?

Muchas veces me he estacionado en “el desierto” y puedo seguir haciéndolo de vez en cuando. La reserva de parqueos para el Rector, docentes y otras autoridades se basa en la idea de que la ausencia o tardanza de esas personas tienen una repercusión significativa sobre procesos clave de la universidad. Por ejemplo, si un profesor no logra un lugar para estacionarse, ese hecho repercutiría sobre 20 ó 30 estudiantes. Sin embargo, es una buena idea que todos cobremos conciencia de las dificultades que viven los demás debido a las limitaciones de parqueo. De todos modos, ese es un problema que debemos resolver de raíz en el mediano plazo y estamos trabajando para eso.

¿Será terminado algún día el edificio de parqueos y laboratorios en el solar donde estaba la cancha?

Una de mis prioridades es revisar cuidadosamente el plan de inversiones y acelerar las obras de mayor impacto sobre la vida de la universidad. Será también importante transmitir información adecuada sobre las decisiones que tomemos, para que todos entendamos el plan que se está desarrollando y los dilemas que se enfrentan, porque las necesidades son diversas pero los recursos son siempre limitados.


Cynthia Abreu

Periodista por convicción especialista en comunicación digital. Amante de los animales, la literatura en general y el arte.

...

Actualmente no hay comentarios sobre Mi objetivo es que INTEC se convierta en un modelo para el sistema educativo dominicano. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close