El Campus

Robots contra robots

Por: Cynthia Abreu - noviembre 13, 2010

Los estudiantes de mecatrónica tendrán su primera competencia de autómatas diseñados y desarrollados por ellos mismos.

Imagina a tu televisor enfrentado cuerpo a cuerpo con tu lavadora, cual si fueran luchadores.

Ahora trata de ver cómo tu impresora de injección de tinta trata de encontrar el camino más idóneo hacia la computadora.

Ahora puedes dejar de imaginar, pues eso es lo que los estudiantes de mecatrónica mostrarán el día de cierre de Intecnología… bueno, algo parecido.

“Hemos creado tres tipos de robot, cada uno de ellos con un nivel de dificultad ascendente, con el objetivo de que los estudiantes de ingeniería mecatrónica interactúen desde el primer año con los temas que tienen que ver con su carrera”, comenta el profesor Irvin Cedeño, director de la carrera de Ingeniería Mecatrónica de Intec, sobre la Competencia de Robots para la que los estudiantes de esa área llevan meses preparándose. Se trata de una contienda en la que los alumnos de primer, segundo y tercer año tendrán oportunidad de demostrar mientras se divierten los conocimientos de mecatrónica aprendidos, cada uno en una categoría al nivel de su progreso académico.

Así, los de primer año participarán con los llamados Monsterbots, en los que principalmente ciertas nociones de mecánica para aprovechar el poder del motor de su robot orientado a fuerza más que a velocidad; los de segundo año con sus Sumobots, que hacen alusión a las luchas de sumo, dónde entran en juego habilidades electrónicas y de programación, ya que se requieren las mismas destrezas que en la categoría anterior pero sumadas a habilidades para programar la tarjeta lógica; y los Roberts, para tercer año, donde el desafío de hacer que su robot resuelva laberintos y remueva obstáculos ponen a prueba todos sus conocimientos.

Los robots deben ser completamente autónomos sin persona alguna controlándolos más que su propia inteligencia artificial. Esta experiencia, para Cedeño, no es más que una manera de obligar a los futuros ingenieros a poner en juego sus habilidades de creación.

“Los estudiantes de Mecatrónica se capacitan para ser diseñadores de dispositivos que respondan a necesidades. Entendemos que República Dominicana no puede seguir siendo un simple consumidor de tecnología”, plantea el experto en mecatrónica.

De acuerdo con el profesor, el potencial de la mecatrónica en el país, la ingeniería que integrar los dispositivos que realizan el trabajo mecánico con los que controlan de manera electrónica, no tiene límites. “Hoy día muy pocos dispositivos de uso cotidiano son ajenos a la mecatrónica”, dice el especialista.

El carro es un ejemplo de ello, pues aunque en sus orígenes fue un aparato mecánico hoy utiliza computadoras que gobiernan el funcionamiento de su mecánica.

“En otras palabras, dondequiera que haya un equipo un mecatrónico tiene cabida”, agrega.

Sin embargo, entiende que esta carrera necesita seguir creciendo pues existen apenas manufactureras, principalmente de zona franca, que se limitan a ensamblar dispositivos diseñados en otras latitudes.

Su esperanza de cara a la salida de la primera generación de ingenieros mecatrónicos que graduará INTEC dentro de sólo seis meses, es que la realidad se invierta y en el país se diseñen también los dispositivos de consumo local como los de exportación.

Cynthia Abreu

Periodista por convicción especialista en comunicación digital. Amante de los animales, la literatura en general y el arte.

...

Actualmente no hay comentarios sobre Robots contra robots. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close