Opinión

Las redes sociales y las enfermedades

Por: Colaborador - octubre 05, 2014

Entérate cómo los científicos están aplicando el uso de las redes sociales a la investigación de enfermedades e incluso a predecir brotes de padecimientos como el ébola en distintas partes del mundo

Doris Mármol / Doris.marmol@intec.edu.do

El uso de redes sociales se ha convertido en un eje importante de investigación sobre el comportamiento de las masas. Esta tendencia ha ido en constante crecimiento debido a que lo que en un principio fue utilizado para experimentos de tendencia académica, hoy día es utilizado por empresas y organismos para aprovechar la sabiduría en línea y tiempo real, donde millones de personas hacen lo mismo al mismo tiempo, lo cual es indicador de algo.

Las tecnologías, junto con el análisis de cantidades de datos en blogs, webs, tuits o redes sociales sanitarias y de expertos, están revolucionando la estadística y la forma de hacer predicciones científicas.

Wikipedia es la última herramienta en sumarse a la fiesta de los datos sociales después de que unos investigadores de la Escuela Médica de Harvard determinaran que su uso es capaz de predecir con precisión, en tiempo real, la llegada de los brotes de gripe en Estados Unidos.

El efecto inmediatez de las redes sociales y de la comunicación en línea, puede ofrecer estos datos casi en tiempo real, como el caso más sonado en los últimos meses, el Ébola. África tiene aliados como la tecnología y las redes sociales, que permiten el análisis de palabras claves en Internet tipo “fiebre” para monitorizar enfermedades o el seguimiento de llamadas telefónicas para detectar traslados a hospitales.

“Health Map”, es una aplicación desarrollada por epidemiólogos y expertos de software en el Hospital Infantil de Boston, que monitoriza información digital y contribuye en la vigilancia y detección de “amenazas” sanitarias públicas. Esta herramienta, ya popular para el seguimiento de otras epidemias, utiliza algoritmos para recorrer redes sociales, webs de noticias locales, prensa en internet, blogs, sitios gubernamentales, información compartida en redes sociales médicas y otras fuentes, con el fin de rastrear posibles brotes de enfermedades. Esta aplicación, detectó hace unos meses que una misteriosa fiebre hemorrágica se esparcía por África, y además lo hizo nueve días antes de que lo anunciara la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 health map

Las redes sociales como Twitter fueron más rápidas que las fuentes tradicionales de detección del brote de cólera que se produjo Haití tras el terremoto del 2010, logrando buenos resultados comparables a los medios tradicionales de monitoreo. Durante los primeros 100 días del brote se recogieron 4.697 informaciones y 188.819 mensajes de Twitter utilizando Health Map se observó que siguiendo de manera general la información puede hacerse una evaluación aproximada de la evolución de la enfermedad utilizando esas fuentes “informales”, incluso proyecciones.

En medicina, el papel de la estadística está siendo determinante no solo para predecir la expansión de enfermedades sino especialmente en el desarrollo de vacunas. Asimismo, en procedimientos sanitarios tan populares como la clasificación en hospitales de grupos de riesgo de embarazadas que podrían estar gestando un hijo con Síndrome de Down.

Sin embargo se debe tener cuidado en basar datos oficiales a partir de estas herramientas, debido a que en las redes sociales se puede mentir para adulterar datos e inclusive puede estar sesgada debido a que un aluvión de noticias sobre la gripe, por ejemplo, puede disparar las alarmas y hacer que la gente busque en internet términos relacionados con la gripe sin que llegue a sufrirlos.

 

Fotos: Health Map

Colaborador

...

Actualmente no hay comentarios sobre Las redes sociales y las enfermedades. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close