Actualidad

Serendipia

Por: Colaborador - diciembre 09, 2016

Ella decidió no reaccionar a una serie de encuentros casuales, repetitivos, que la vida insistía en presentarle. Pero él sí.

Ana Hilda Pérez

Abordaron el mismo avión. Él no se percató de su presencia, aunque ella si de la de él.

Era marzo de 2015 y ambos tenían el mismo destino y el mismo deseo de explorar una nueva ciudad: Madrid.

Al finalizar su estadía, volvieron a coincidir en la concurrida línea 8 del Metro. Ella, asombrada de verlo otra vez, se sentó cerca de él. Le vino a la cabeza que tal vez era una señal de que tenía que hablarle al chico, pero no lo hizo. De regreso a casa, abordaron el mismo avión y al desmontarse también abordaron el mismo bus que los llevaría a la estación de tren. Ella no podía entender tanta coincidencia.

A la espera del tren, la chica decide tomar algo pues solo había comido unos churros con chocolate, ¡Claro, si es que no te puedes ir de Madrid sin haberlos probado!) Al abordar uno de los vagones, se encontró nueva vez al chico. Ella se repitió por dentro: “Tengo que hablarle, tengo que hablarle”. Se consideraba muy tímida para lograr el acercamiento, mas no quería dejar pasar la oportunidad.

Cuando llegó a su destino final, buscó desesperada al chico decidida por completo a hablarle pero no lo encontró. Pensó que tal vez esperó demasiado y se resignó. Al bajar del tren para buscar su equipaje, alguien le tocó por detrás: “Sorry, I think you lost this…”.

Era el chico y en su mano una nota con un dibujo de una taza de café firmada con su nombre en la que la invitaba a tomarse uno. Ella quedó estupefacta sin poder entender en qué momento él se había fijado en ella. Charlaron un poco de sus vidas y acordaron seguirse viendo en lo adelante.

El ritmo de los vagones del tren no se detiene, solo se detiene el tiempo para alguno de sus pasajeros.

¿Alguna vez has conocido a alguien que te ha flechado? ¿Quisieras compartir tu historia?

 

Colaborador

1 Comentario

Actualmente hay 1 Comentario en Serendipia. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

  1. Felicito esa iniciativa de la Dirección de Comunicación, que estimula a los estudiantes a mirar con otros ojos la realidad, y sacarle brillo a la vida a través de las palabras. Felicitaciones a Hilda por una narración sencilla y bien lograda.

Deja un Comentario

Close