Colaboraciones

Origen de la Vida: información

Por: Colaborador - octubre 03, 2014

Un gran misterio del mundo científico es ¿de dónde y cómo se originó la primera vida si la misma necesita información para ser creada, reproducirse y mantenerse; de dónde vino la información contenida en la primera célula?

Carlos Lantigua / clantigua@gmail.com

Egresado de Ingeniería Electrónica y de Telecomunicaciones

En el año 1997 cuando aún era un niño un fenómeno cósmico cambió la forma de cómo miraba al cielo, se trataba del cometa Hale-Bopp cuyo evento fue algo fuera de serie para la astronomía. Cada noche después de cenar salía al balcón del apartamento a observar aquella cola de fuego paseándose por las estrellas como si la luna no existiera. Luego de calmado el asombro y con el cometa apareciendo cada noche durante meses, comenzaron a revolotear en mi cabeza preguntas que nunca jamás me abandonarían, ¿Cómo se formó el universo?, ¿De dónde venimos?, ¿Hacia dónde vamos?, ¿Por qué existimos?

A continuación con una serie de artículos que inician con este escrito, les voy hacer parte de las inesperadas respuestas que me he encontrado de adulto, viajando por los textos más fascinantes, las historias más sorprendentes y los increíbles acontecimientos que en las academias más prestigiosas del mundo se dieron y dan lugar en aras de responder estas preguntas, que para mi suerte resultaron también ser las inquilinas permanentes de mentes brillantes en el mundo científico.

Susej lkh uh lenfkwhj 6hue… No se asusten, no ha sido poseído mi teclado, es solo que con ojos cerrados he escrito al azar, inmediatamente me fue evidente que esa combinación de letras no me brinda ninguna información en los códigos que conozco.

Cuando James Watson y Francis Crick en 1953 descubrieron la estructura del ADN quizá no imaginaban cómo cambiarían la ciencia, especialmente en el área de la biología y la información. Uno de los descubrimientos científicos más grandiosos de todos los tiempos ha sido que en cada una de las 10 trillones de células que aproximadamente posee el cuerpo humano, tenemos contenida una “palabra” con la asombrosa cifra de 3,500 millones de letras de longitud, escrita con 4 letras químicas “C,G,A,T” (Citosina, Guanina, Adenina, Timina) [1].

El ADN tiene almacenada las instrucciones de ensamblaje para construir gran cantidad de proteínas y máquinas de proteínas que sustentan y mantienen la vida del más primitivo de los seres vivos unicelulares [2]. Bill Gates dijo, “El ADN es como un programa de computación, pero mucho, mucho más avanzado que cualquier programa jamás creado” [3]. Un gran misterio del mundo científico es ¿de dónde y cómo se originó la primera vida si la misma necesita información para ser creada, reproducirse y mantenerse; de dónde vino la información contenida en la primera célula?

También el investigador y científico del “origen de la vida” Bernd-Olaf Küppers explica, “El problema del origen de la vida es claramente equivalente al problema del origen de la información biológica” [4].

En la presentación final del proyecto del “Genoma Humano” culminado en el año 2000 y presidida por Bill Clinton en La Casa Blanca, el científico director del proyecto Francis Collins describió el genoma humano como “un gran libro repositorio de instrucciones, el libro de la vida” [5]. A principios del 1960 los avances en el campo de la biología molecular dejaron claro que la información digital contenida en el ADN solo era parte de un complejo sistema de procesamiento de información y una forma avanzada de nanotecnología que excede cualquier invención humana en complejidad, densidad de almacenamiento y lógica de diseño [6].

Para poner todo esto en perspectiva debemos tener claro qué es la información y cómo se origina, por ejemplo, estamos tomando una clase de “campo electromagnético” con uno de nuestros queridos profesores (inserte emoji), la pizarra blanca, el marcador y el profesor están constituidos por materia, la tinta con que el profesor transfiere “información” a la pizarra también es materia, pero lo que el estudiante percibe de una ecuación escrita con tinta para calcular el campo de una carga puntual no es materia, la materia fue el medio no la fuente, la pizarra y el marcador con la tinta no pueden suministrar información por si solas, solo la mente inteligente de nuestro querido profesor puede. Si lanzamos el marcador contra la pizarra “n” cantidad de veces es “casi imposible” que surja algún tipo de información, mucho menos información compleja y específica. Más adelante en artículos siguientes definiremos con exactitud cuánto es “casi imposible” y qué es información compleja y específica.

El biólogo evolucionista George Williams apuntó “puedes hablar de galaxias y partículas de polvo en los mismos términos porque ambos son masa y carga, anchura y longitud, pero no puedes hacer eso con la información y la materia” [7]. La materia y la información pertenecen a dominios diferentes, no guardan relación ni proporcionalidad alguna, por un hilo de fibra óptica del grosor de un cabello se puede transmitir muchísima más información que por un cable de cobre cientos de veces más grueso.

Lo que el ser humano reconoce como información siempre es generado por pensamientos, consciencia o actividad inteligente de algún tipo. Miren como la NASA valida esta aseveración: en el año 2008 la NASA transmitió al espacio la canción de los Beatles “Across the Space” en conmemoración del 40vo. aniversario de haberse grabado la canción y de los 50 años de la NASA ser fundada [8], y lo interesante de todo es que Paul McCartney dijo “Muy bien NASA envíen todo mi amor a los alienígenas”, ¿qué hace pensar a Paul que su mensaje puede ser tomado en consideración estando el espacio plagado de ondas de radio de todo tipo? Ahhh bingo!! La información, NASA y Paul saben que si existe un ser extraterrestre inteligente que recibe las ondas de radio de la canción va a inferir que otro ser inteligente la ha enviado, porque la canción contiene información. La única diferencia que existe entre las ondas de la canción y el resto de ondas, es que la canción fue hecha con propósito, no al azar, con música y melodía, la aleatoriedad no hace canciones, solo crea ruido, el azar no crea belleza, la distorsiona.

Por todo esto la NASA tiene decenas de antenas gigantes en todo el mundo, recibiendo señales 24/7 [9] albergando la esperanza de algún día encontrar información dentro de tanto ruido y poder decirnos a todos “Hemos encontrado vida inteligente, recibimos una señal con información”, porque la única fuente conocida por la humanidad que genera información es la de una mente inteligente, entonces me vuelvo a preguntar ¿Quién o qué escribió el “libro de la vida” contenido en el genoma humano?

En los siguientes post seguiremos juntos desenmarañando la respuesta…

[1] PhD. Jhon C. Lennox “Seven Days That Divide The World”, 100
[2] multimedia.mcb.harvard.edu/media.html
[3] Bill Gates, The Road Ahead, 188
[4] Küppers, Information and the Origin of Life, 170
[5] Elisabeth Pennisi, Finally the Book of Life
[6] PhD Stephen Meyer, Signature in the Cell
[7] Interview with Williams, Brockman, The Third Culture, 42-43
[8] http://www.nasa.gov/home/hqnews/2008/jan/HQ_08032_NASA_Beatles.html
[9] http://deepspace.jpl.nasa.gov/

Colaborador

...

Actualmente no hay comentarios sobre Origen de la Vida: información. Quizás le gustaría añadir uno de los tuyos?

Deja un Comentario

Close